Guarda14 Jueves, 1 de agosto de 2019

¿Cuáles son los vinos orgánicos y los biodinámicos?

En Buenos Aires se desarrolló, la sexta edición del encuentro anual que reunió a bodegas de Mendoza, Catamarca y Chile..

Por Redacción LA

Del 1 al 3 de agosto se celebró la sexta edición de Feria de Vinos Orgánicos y Sustentables, un encuentro anual que no sólo multiplicó de forma exponencial su público asistente, sino también la cantidad de bodegas participantes. Durante los tres días, en La Botica del Ángel (la casa-museo creada por Eduardo Bergara Leumann, ubicada en San Telmo), se pudieron conocer las propuestas de las 28 bodegas de las regiones vitivinícolas más importantes de Mendoza, Catamarca y Chile.

Como cada año, la Feria -organizada por “VIOS, vinos más sustentables”, la firma creada por el periodista Pancho Barreiro y el licenciado en Ciencias Ambientales Juan Pino- contó con un rincón de arte sustentable de la mano de Rediseño Objetos y Mapoteca.

Algunas bodegas participantes fueron: Alto Abaukan, Andillian, Ánimal Organic Vineyard, Bodegas Molina, Cabernet de Los Andes, Chakana, Cuvelier Los Andes, Domaine Bousquet, Don Vega, Don Zacarías, Familia Cecchin, Finca Dinamia, Finca la Gloria, Jasmine Monet, Kaiken Wines, La Celia, La Coste de los Andes, Llama Negra, Mamá Killa, Masi Tupungato, Picum, Siesta en el Tahuán, Stella Crinita, Tres Wines, Vinecol, Vinos de Luz, Viña Montes, Villa Mercedes.

¿Qué es un vino orgánico?

Cada vez son más las bodegas que se suman al compromiso y el desafío del máximo cuidado de sus tierras, basados en dos pilares fundamentales: el cuidado de la biodiversidad y fertilidad del suelo, así como también de cada uno de los trabajadores de dichas tierras. En todo el proceso orgánico no se utilizan pesticidas, herbicidas, ni fertilizantes agroquímicos, sino que se trata de un trabajo continuo de prevención con productos naturales y biodegradables.

Además del cuidado de la vid en todo su proceso de madurez, la producción orgánica se extiende también a las bodegas, las cuales deben garantizar el máximo cuidado sin posibilidad de cruzamiento con vinos elaborados bajo métodos convencionales.

“Los vinos orgánicos son una decisión pensada desde la semilla de la vid hasta el producto embotellado. Todo su proceso responde a la idea fiel de cuidar el medio donde vivimos”, explica Juan Pino, licenciado en Ciencias Ambientales y cofundador de VIOS.

¿Qué son los vinos biodinámicos?

Como cada año, los vinos biodinámicos también formarán parte de Feria de Vinos Orgánicos y Sustentables y tendrán su lugar especial, donde el público podrá interiorizarse sobre este tipo de producción basado en las teorías de Rudolf Steiner, creador de la antroposofía y la pedagogía Waldorf.

La producción de vinos biodinámicos establece como base la relación natural y la armonía entre los suelos, las plantas y animales tratando al viñedo como un sistema en equilibrio.

Además de la prohibición del uso de fertilizantes, pesticidas y herbicidas industriales (como en toda producción orgánica), en la agricultura biodinámica se trata al viñedo como un ecosistema cerrado donde todos sus actores conviven como una granja. Además se realizan diferentes preparados vegetales y minerales como aditivos elaborados especialmente para los cultivos.

Otro de los factores fundamentales de este tipo de agricultura es el seguimiento de un calendario de siembra, poda y cosecha basado en el movimiento de los astros, fundamentalmente en los ciclos lunares.

“El principio básico de la sustentabilidad es devolverle a la tierra lo mismo o más de lo que se retira. Generando así un ciclo de vida consciente, responsable y perdurable en el tiempo”, remarca Pancho Barreiro, periodista y cofundador de VIOS.

 

El vino, el principal producto fair trade del país

Además de los productores orgánicos, biodinámicos y sustentables que participan cada año, desde el año pasado también forman parte de la Feria bodegas que cuentan con certificación de Comercio Justo, una práctica que garantiza que al productor se le pague un “precio justo” y, al mismo tiempo, se cumplan las condiciones laborales. Bajo este método de trabajo, además de realizar un aporte significativo en los trabajadores, se potencia el desarrollo de la comunidad donde viven.

Desde 2009, Argentina aplica el Comercio Justo en la producción de vino y hoy es el principal producto con esta certificación en el país. Esta práctica de comercialización también se lleva adelante en productos como la miel, el azúcar, hierbas aromáticas, bananas y frutos secos, entre otros.

El sello de Comercio Justo es muy demandado en el exterior, principalmente en Europa. Existen principalmente dos certificaciones a nivel mundial y nacional: “Fair Trade” y “Fair for Life”.