Política Domingo, 20 de octubre de 2019

Así fue el último debate presidencial antes de las elecciones generales

Los seis candidatos que compiten por la Presidencia expusieron sus propuestas y le respondieron a sus rivales.

Por Redacción LA y Télam

Los seis candidatos que compiten por la Presidencia participaron esta noche del segundo debate presidencial de cara a los comicios del 27 de octubre. 

En esta oportunidad, los participantes se reunieron en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (UBA).

Alberto Fernández (Frente de Todos), Mauricio Macri (Juntos por el Cambio), Roberto Lavagna (Consenso Federal), Nicolás Del Caño (FIT), Juan José Gómez Centurión (Frente Nos) y José Luis Espert (Unite) debatieron sobre Seguridad; Empleo, producción e infraestructura; Federalismo, calidad institucional y rol del Estado y, por último, Desarrollo social, ambiente y vivienda.

YouTube

El Presidente inició su presentación saludando a las madres en su día al igual que lo hizo Alberto Fernández.  "Es importante conocer la trayectoria de los candidatos; yo no cambio para acomodarme y tengo un compañero de fórmula (Miguel Pichetto) que siempre dio la cara", dijo Macri.

Del Caño, por su parte, utilizó sus 45 segundos para criticar el formato del debate y dijo que su equipo había presentado una estructura de pregunta y respuestas.

En tanto, Gómez Centurión habló de su desempeño en el debate anterior. “En la última semana muchos medios hablaron del uso de mi tiempo pero no hablaron de mis 20 propuestas pero no me importa”.  El candidato habló de sus ideas y dijo que no había ido a ser “políticamente correcto”. Le sobraron 20 segundos.

 

Seguridad 

En este punto, Macri lanzó duras críticas al anterior gobierno kirchnerista y lo acusó, entre otras cosas, de promover el narcrotráfico y "encubrir a los responsables del atentado a la AMIA".

"En este tema somos distintos a ellos, que abandonan a las víctimas del delito, alientan barras bravas, menosprecian a las fuerzas de seguridad e impulsan la puerta giratoria donde los delincuentes nunca quedan presos", dijo.

"Cuando Alberto Fernández era jefe de Gabinete se importaban 20 mil kilos de efedrina por año, ahora importamos 20. Lo usaban para producir drogas", dijo Macri, quien prometió "batirnos contra el narcotráfico".

 

En tanto, el candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, sostuvo que "el problema de la seguridad está directamente vinculado a las desigualdades de una sociedad".

Fernández aseguró: "Vamos a reconstruir el control social, y el modo es generando más igualdad. Al que delinque hay que castigarlo, y en eso la Justicia debe ser implacable. Proponemos crear un Consejo de Seguridad".

El candidato del Frente Despertar, José Luis Espert, dijo que en caso de llegar a la Presidencia garantizará "el derecho a las personas a circular" y que aquel piquetero que corte una calle o una ruta, "termina preso".

Lavagna manifestó su preocupación por los riesgos de excesos de las fuerzas de seguridad.

Empleo, producción e infraestructura

En este punto José Luis Espert propuso "eliminar la indemnización por despido" y reemplazarlas por un subsidio al desempleo "generoso en el tiempo y en el monto".

Mientras que Nicolás Del Caño, del Frente de Izquierda y de los Trabajadores-Unidad, propuso reducir la jornada laboral para enfrentar el desempleo y "repartir las horas de trabajo". Además, aseguró que Macri finalizará su gestión dejando "dos millones de desocupados".

En tanto, Lavagna dijo que empleo producción e infraestructura son "capítulos desafiantes" y aseguró que "ninguno de los tres tiene viabilidad en un modelo económico como el actual".

En sus últimos 30 segundos, el candidato del Frente Despertar, José Luis Espert, consideró que el kirchnerismo, "más que un gobierno, hubo una asociación ilícita" y le preguntó a Fernández si "no vio nada o fue cómplice".

Macri reconoció que su Gobierno creó más de “un millón de empleos, aunque muchos de ellos informales" pero "vamos a seguir trabajando en las mesas de productividad, como Vaca Muerta", para generar puestos laborales en blanco.

Federalismo, calidad institucional y rol del Estado

Fernández, se comprometió a "terminar con los empresarios que llegan al gobierno y desde allí hacen negocios para sus empresas", a la vez que aseguró que, en caso de ganar las elecciones, impulsará un "país federal que permita que el que nace en cualquier latitud pueda crecer, desarrollarse y trabajar en el mismo lugar donde ha nacido".

Por su parte, el Presidente acusó al kirchnerismo de blandir la idea de "federalismo" después de "prepotear con el látigo y la chequera a propios y ajenos".

En su turno, Gómez Centurión criticó a Cristina Kirchner y dijo que los “políticos corruptos deben estar inhabilitados de por vida y no pueden ir al Congreso para usar fueros”.

Lavagna consideró: "Nada más lejos del federalismo que la expansión del conurbano bonaerense y de los conurbanos de las grandes ciudades que prestan servicios deficientes" en materia de salud, saneamiento o basura.

Desarrollo social, ambiente y vivienda

En el último tema, Alberto Fernández criticó al Gobierno y recordó que "la ley de emergencia alimentaria la ha votado el Congreso y todavía no se ha puesto en marcha".

Gómez Centurión dijo que las organizaciones "piqueteras" son "paraestatales" que cambian "extorsión por gobernabilidad"; recordó planes sociales que "fracasaron por décadas" y pidió desarrollo social que "cree una sociedad fuerte, promoviendo el empleo y trabajo".

Cuando llegó su turno, Espert, dijo que para luchar contra la pobreza en la Argentina hacen falta "profundas reformas pro mercado" y crecimiento sostenido y agregó que es necesario reformular "por completo" el sistema previsional.

Mientras que Mauricio Macri anunció a los tenedores de créditos UVA para vivienda que las cuotas se van a actualizar desde enero por evolución de salarios y no por inflación.