Turismo Domingo, 21 de abril de 2019 | Edición impresa

Holbox, la isla de la que todos hablan

Aguas bioluminiscentes, playas de película y tranquilidad en el nuevo paraíso de Quintana Roo, a unas horas de Cancún.

Por LVI

Holbox, una isla en el norte de la península de Yucatán (en Quintana Roo), está separada de la costa continental de México por una laguna poco profunda que da refugio a miles de flamencos rosados, pelícanos y otras criaturas exóticas. Situada a unos 145 kilómetros de Cancún, es un destino excelente para alejarse de la rutina y las preocupaciones y conectarse con la naturaleza.

 

A la arena blanca y el agua cristalina características de las playas de esta zona (Holbox está entre el mar Caribe y el golfo de México), se le suman dosis de arte callejero, hamacas en el agua, deportes acuáticos y mucha tranquilidad. Y es que este rincón mexicano, que cuenta con sólo 2.000 residentes permanentes, no tiene calles pavimentadas: las opciones para movilizarse son a pie, en bicicleta o en carritos de golf. ¿Dos lugares para agendar? Punta Cocos y Punta Mosquitos.

 

Aguas luminosas

Holbox es uno de los pocos lugares del mundo en cuyas aguas se puede observar el fenómeno de la bioluminiscencia (la emisión de luz por parte de organismos que viven en el mar). Se recomienda contratar un tour que se encarga de llevar a los visitantes a playas alejadas con escasa luz, que son el mejor lugar para presenciar este espectáculo de la naturaleza.

Generalmente, este tipo de recorridos comienza a las doce de la noche y dura alrededor de tres horas. ¿La mejor época para apreciar la bioluminiscencia? Durante los meses de junio, julio, agosto y septiembre.

 

¿Cómo llegar?

La ciudad continental más cercana a la isla es Chiquilá: desde ahí salen durante todo el día ferries hacia Holbox (el cruce demora un poco menos de media hora). Chiquilá está a unas tres horas de Cancún y a unas dos de Playa del Carmen. Ese trayecto se puede cubrir en colectivo (la alternativa más económica) o bien en auto (la más rápida). Los taxis son otra opción, aunque más costosa.