Policiales Viernes, 24 de enero de 2020 | Edición impresa

Hallaron restos en un baldío en Guaymallén e investigan si intentaron quemarlos

Un cráneo con restos de piel y cabellos y otros huesos fueron encontrados en un descampado cerca de neumáticos quemados.

Por Eduardo Luis Ayassa - eayassa@losandes.com.ar

Restos humanos, que aparentemente intentaron ser quemados, fueron encontrados de forma casual este jueves en un descampado aledaño al barrio Grilli Sur, de Guaymallén.

El caso está siendo investigado por el fiscal Gustavo Pirrello quien, en esta oportunidad y hasta tener datos más concretas (como los referidos a desaparición de personas, identidad y sexo), prefirió dar escasos detalles, según lo comunicado por el Ministerio Público Fiscal.

 

Sin embargo, para el personal policial que trabajó en un rastrillaje por el amplio terreno, el hecho estaría vinculado a un homicidio, cometido en un lapso que no superaría los 90 días.

Un perro y un cráneo

El descubrimiento se concretó en las primeras horas de este jueves, cuando Antonia (62) salió de su casa para regar el patio y descubrió un cráneo sobre el pasto. Asustada y a los gritos llamó a Alfredo, su esposo de 69 años, y más tarde el nieto dio la novedad telefónicamente al 911.

 

La pareja sospechó, y así se lo hizo saber a la Policía, que el cráneo habría sido llevado al lugar por su perro. La Justicia ordenó una excavación en el lugar en busca de más restos, que terminaron con resultado negativo, al decir policial.

Cubiertas quemadas

Más tarde, a los efectivos policiales que se habían adelantado se le sumaron bomberos del Cuartel Central y voluntarios de Guaymallén, personal de Policía Científica y del Cuerpo de Canes que, en forma ordenada, comenzaron a trabajar en un rastrillaje que se extendió durante horas y hasta unos 2.000 metros sobre un terreno abandonado, que la gente suele utilizar para arrojar basura.

 

Detrás de unos cañaverales y sobre un canal de riego, los investigadores descubrieron más restos. Entre ellos un fémur, parte de un maxilar (el resto habría estado agarrado al cráneo, que aún conservaba parte de cabello) y huesos correspondientes a las extremidades, ubicados cerca de unos neumáticos que se encontraban quemados.

Es decir, según los expertos, es una de las formas donde se trata de borrar huellas de un hecho de sangre.

 

Más tarde, cuando ya había pasado el mediodía, siguiendo el protocolo judicial el cráneo -al que se le observó una especie de costura como las dejadas cuando son analizados por estudiantes de medicina- y los otros restos humanos encontrados fueron trasladados al Cuerpo Médico Forense, en el Parque San Martín, para que los peritos trabajaran sobre esos despojos. Así, científicamente, se buscará determinar el sexo, la edad y, principalmente, el tiempo que llevaban en el descampado y la causa de muerte.

“Vamos a empezar a realizar un cruce de información respecto de los paraderos que tenemos en investigación”, adelantó el fiscal Pirrello en un breve comunicado a la prensa.

 

Encuentran un cráneo en una finca del Valle de Uco

El último lunes, un grupo de obreros que realizaba una perforación para un pozo de agua en una finca en San Carlos, a poco más de medio metro de profundidad, encontró restos óseos, entre los que se destacaban un cráneo y parte de un hueso del brazo.

El hallazgo fue en el interior de la finca Riera, en el carril Casas Viejas, novedad que fue rápidamente comunicada a la Policía.

 

Al lugar llegaron profesionales de antropología y médicos forenses, que trabajando en la zona, encontraron además una costilla y un par de vértebras.

 Si bien se confirmó que se trata de restos humanos, nada se pudo adelantar sobre la data de muerte, lo que se tratará de determinar con pericias.