Economía Viernes, 5 de abril de 2019 | Edición impresa

El Gobierno subsidiará exportaciones de vino a granel con un bono fiscal

La provincia busca eliminar los excedentes y compensar las retenciones otorgando $ 3 por litro exportado. El subisidio no será en efectivo.

Por Bárbara Del Pópolo - bdelpopolo@losandes.com.ar

El Ministerio de Economía e Infraestructura de Mendoza prepara la resolución por la que se subsidiará la exportación de vino a granel. Se espera que las bodegas se comprometan inmovilizar vinos para ser exportados durante el presente año agrícola y a cambio reciban $ 1 por litro, y una vez que se complete la operación en el exterior, reciban un aporte extra de $ 2 por litro.

El beneficio no se otorgará con dinero en efectivo, sino que se dará a través de un bono fiscal para el pago de Ingresos Brutos. Así, si una bodega inmoviliza 1.000 litros, recibirá $ 1.000 en forma de bono y si luego logra exportarlo todo, cobrará $ 2.000 más. Con el bono en mano, la empresa tendrá la opción de utilizarlo para pagar el impuesto provincial o venderlo. Sin embargo, desde el Gobierno aclararon que el vino que sea inmoviliazado, pero luego no pueda ser exportado, deberá ser desnaturalizado (deja de ser apto para el consumo).

El subsidio se enmarca en el programa contemplado en el Fondo Anticíclico Vitivinícola, por el que se incrementó en $ 800 millones la partida presupuestaria que tenía asignada el Ministerio de Economía en el Presupuesto 2019. Eso se agrega a los $ 180 millones ya habilitados por el Artículo 6º de la Ley 9.146, para otorgar un certificado de Crédito Fiscal a los exportadores de vino a granel.  

 

Balance favorable

El subsidio que otorgará el Gobierno de Mendoza tiene por objetivo compensar las retenciones de $ 3 por dólar exportado que debe pagar el vino a granel. No obstante, la cuenta podría terminar siendo favorable para los exportadores, ya que la ayuda provincial se otorga por litro vendido y no por dólar.

Hoy, según un informe publicado por The Ciatti Company, Argentina exporta algunos vinos varietales a U$S 0,50 por litro. Por lo tanto, para llegar a un dólar se deberían exportar dos litros.

Repasando, por ese dólar el Gobierno Nacional cobra un impuesto de $ 3, pero a su vez, el Gobierno de Mendoza otorga, a través del bono fiscal, un valor de $ 3 por litro ($ 1 por la inmovilización y $ 2 por la exportación), lo que hace un total de $ 6 para los dos litros. En consecuencia, las empresas que estén en esa situación recibirán un subsidio mayor a la carga tributaria que se intenta compensar. 

La ventaja es más grande con el vino tinto genérico, que se vende a un valor promedio de entre U$S 0,28 y U$S 0,30. Claro que estos beneficios serán mayormente aprovechados por cuatro o cinco empresas que controlan el 80% del mercado de vino a granel. 

 

El objetivo de expansión

En 2018 se exportaron casi 100 millones de litros de vino a granel. Se espera que este año ese número aumente con la ayuda del Fondo Anticíclico y se puedan triplicar las exportaciones para 2020, alcanzando el 10% del mercado mundial.

Según explicaron desde ProMendoza, la meta del Gobierno se acompaña con acciones concretas de comercialización, como la participación en ferias de Vino a Granel (Londres, Yantai, San Francisco, Amsterdam). En junio tendrá lugar una “ronda de negocios inversa”, por la que visitarán la provincia 30 importadores de diferentes puntos del mundo con el interés de comercializar vinos mendocinos.

 

El objetivo del organismo es que la provincia sea sede de una feria internacional a contraestación con el Hemisferio Norte, para ingresar al mercado de eventos mundiales y cobrar visibilidad, aumentando las ventas de vino a granel.

En el año 2018 el vino a granel ganó seis nuevos mercados (pasando de 141 en 2017 a 174 el último año) y se vendieron U$S 55.442.141, contra los U$S 42.053.278 que ingresaron a la provincia por la misma actividad el año anterior. Si bien el Ministerio de Economía de Mendoza, Martín Kerchner, reconoció que la venta a granel priva al bodeguero de obtener los rendimientos que lograría por el vino fraccionado, los invitó a observar lo que requiere el mundo, ya que a corto plazo les dará mayores ganancias por el volumen. 

 

Más subsidios

ProMendoza lanzó una convocatoria para llevar a 10 bodegas exportadoras a negociar a los mercados de Shanghai y Guangzhou. La inscripción cerrará el 29 de abril y los participantes serán elegidos entre las empresas inscriptas, siguiendo una orden de mérito.  

A las diez exportadoras que resulten beneficiadas se les devolverá el 50% del costo de envío del contenedor y se destinarán fondos (U$S 40.000) para promover su participación en cenas, degustaciones, y otras acciones comerciales. 

 

Beneficios para otras actividades

Si bien existe un objetivo definido y el Gobierno Provincial dispuso fondos específicos para resolver un pedido del sector vitivinícola, el Ministerio de Economía, a través de ProMendoza, está desarrollando un calendario de negociaciones internacionales para todas las actividades exportadoras de la provincia.

En resumen, tienen en agenda 75 actividades comerciales para todo 2019, 11 de las cuales incluyen Mendoza y Buenos Aires como sedes, ya que se tratarán de traer importadores de otras partes del mundo al país. El resto se divide entre Estados Unidos, México, la Unión Europea, Asia y Latinoamérica (Especialmente Brasil y Chile, aprovechando las cercanías).

 

En algunos casos, como el del mercado de la ciruela, que superó las 31 mil toneladas de exportación en 2018, el objetivo será simplemente sostener los mercados nuevos, ya que para este año no hay mayor capacidad exportadora por los bajos números de la cosecha. En otros sectores, caso del durazno en conserva, se espera que los productores logren adaptar sus productos para alcanzar los requerimientos de México y Centroamérica.

Finalmente, en el caso del vino fraccionado, la actualización del tipo de cambio permitió acceder a los mercados más maduros (Estados Unidos, Inglaterra, Canadá) y segmentos de menor precio, como el del vino de U$S 2 la botella. El calendario para este año apunta a Estados Unidos, priorizando el Noreste (Vinexpo y US Trade tasting) y apuntando a generar mayores oportunidades para las pymes.