Sociedad Viernes, 25 de enero de 2019

Habló un familiar de las israelíes desaparecidas: "Pereg es un mentiroso patológico"

Amnon Sarig, cuñado de un hermano de las mujeres, apuntó contra el ex militar detenido en Mendoza y deslizó un ajuste de cuentas.

Por Redacción LA

Luego de la detención de Gilad “Nicolás” Gil Pereg (37), un familiar de las israelíes desaparecidas en Mendoza, Pyrhia Sarusi (63) y Lily Pereg (54), apuntó contra el principal sospechoso y lo acusó de ser un “mentiroso patológico”.

Citando la nota de Los Andes, Amnon Sarig, cuñado de un hermano de Sarusi y Pereg, se expresó en Facebook minutos más tarde de la detención del ex militar israelí, que reside en un predio frente al cementerio municipal de Guaymallén y que fue el último que vio a las mujeres el pasado 12 de enero.

“Conocí a Gilad dos veces. La última vez que lo vi estaba yendo a un preescolar, así que como un hombre adulto, ésta es la primera vez”, comenzó Sarig.

 

“No lo soporto. Es un hombre malo. (…) No he conocido a un hombre en un restaurante. Conocí al mal”, señaló el cuñado de un hermano de Sarusi y Pereg.

También hizo referencia a los extraños hábitos del israelí, que incluyen disecar animales en su precaria vivienda de Buena Nueva. “No le gustan los gatos. No le gustan los perros. A mí me gustan los gatos. A mi esposa le encantan los gatos. Tenemos nueve en casa, sé quién ama a los gatos y, lamentablemente, Gilad no”, agregó.

Amnon Sarig, familiar de las israelíes desparecidas en Facebook, opinó sobre la detención de Gilad "Nicolás" Gil Pereg.

Amnon Sarig cuestionó la escasa higiene con la que se maneja Pereg en Mendoza: “¿Por qué no habla de los gatos? ¿Qué esconde? ¿Por qué se esconde bajo una manta apestosa de gatos en el lugar donde vive? ¿Qué es lo que cubre el olor? (…) No es posible que quiera lavarse las manos después de un saludo. (…) Está en mis ojos, mentiroso. Mentiroso patológico”.

 

El hombre también opinó acerca de las últimas declaraciones que el detenido expuso en una entrevista a la agencia Télam, que fueron cruciales para la medida judicial conocida esta tarde. Allí, Pereg aseguró que alguien vino de Israel a hacerles daño a su madre y a su tía por venganza.

“Todo el que mira su foto se da cuenta de la gran cicatriz de la cirugía a la que tuvo que ser sometido por recibir un disparo. Lo dijo él mismo también. No es exactamente un secreto”, dijo.

 

“Entonces, ¿qué pienso? Sí, tiene razón. Su propia boca dijo que alguien estaba tratando de cerrar un ajuste de cuentas con él. Y él, lamentablemente, podría saber más de lo que dice. No tengo otra explicación para la muerte de nuestras hermanas excepto por un secuestro alienígena, y creo que no es exactamente un pensamiento de alguien de 55 años de edad”, concluyó.

Por último, Sarig agradeció a los efectivos mendocinos por la tarea desarrollada en la investigación por la desaparición de Lily y Phyrhia. “Gracias a la Policía de Mendoza. Fuimos tratados de una manera increíble”, manifestó.