Mundo Martes, 13 de agosto de 2019 | Edición impresa

Guatemala: el presidente electo deberá enfrentar el desafío de la pobreza

Alejandro Giammattei tendrá que lidiar con los flagelos de la violencia y la migración que afectan a su país.

Por Télam

La pobreza, que afecta a más de la mitad de la población de Guatemala, la violencia y la migración serán los principales retos del derechista Alejandro Giammattei, elegido el domingo como nuevo presidente del país centroamericano. Giammattei venció holgadamente en el balotaje a la exprimera dama Sandra Torres.

Guatemala es considerado como uno de los 10 países más desiguales del mundo. La pobreza asciende al 59,3 % y genera, entre otros flagelos, que miles de habitantes, especialmente de pueblos indígenas, migren hacia Estados Unidos en busca de mejores condiciones de vida.

 

El país centroamericano, donde el salario mínimo es de 2.992.37 quetzales mensuales (388,6 dólares) y el costo de la canasta básica alimentaria supera los 3.597 quetzales (467,1 dólares), tiene a casi la mitad de sus niños menores de cinco años (49,8 por ciento) con desnutrición crónica, la tasa más alta de América Latina.

El combate de la violencia es otro de los desafíos del nuevo presidente, que el 14 de enero próximo sustituirá a Jimmy Morales, quien dejará el poder con su popularidad por el piso y bajo la amenaza de ser procesado por corrupción.

 

Las pandillas, más conocidas como “maras”, tienen de rodillas a los guatemaltecos por las constantes extorsiones que afectan, sobre todo, al transporte de pasajeros y a los comerciantes.

 

El reto del nuevo jefe de Estado será no solo mejorar las condiciones de seguridad y generar empleo para contener la migración, sino decidir si continúa o da marcha atrás al acuerdo de tercer país seguro que firmó Guatemala con Estados Unidos.