Policiales Martes, 18 de febrero de 2020

Insólito: un preso distrajo al guardia con un vaso de agua y se fugó caminando en Alvear

El agente salió en busca del pedido y, al regresar, la celda estaba vacía. El detenido tenía denuncias por violencia de género y lo buscan.

Por Gonzalo Villatoro - Corresponsalía Sur

En un episodio digno de una película, un presó se escapó caminando de la comisaría 14 en General Alvear y por estas horas hay un intenso operativo para recapturarlo.

Claudio López Aveiro estaba en una celda por violar la prisión domiciliaria pero la detención duró menos de 24 horas. Alguien olvidó ponerle candado a la reja del calabozo y con solo correr un pasador, el detenido salió como "pancho" por su casa.

Durante la mañana de hoy se realizaron allanamientos para tratar de dar con el prófugo pero no hubo resultados positivos.

 

Por la fuga de Aveiro, se inició una causa judicial y en paralelo la Inspección General de Seguridad abrió un expediente para determinar la responsabilidad de los cuatro efectivos que estaban de guardia en la comisaría alvearense.

Denunciado por violencia de género y ahora prófugo

Aveiro había sido denunciado por agredir a su pareja y estaba con prisión domiciliaria. Sin embargo, el imputado había roto la pulsera electrónica y durante días estuvo desaparecido del radar de la policía.

Tras varios allanamientos, finalmente lograron dar con él y lo enviaron tras las rejas por violar la prisión domiciliaria. Lo atraparon en el patio de la casa de la mujer.

El preso escapó de la comisaría 14 en Alvear. / Gentileza

Sin embargo, el encarcelamiento no duró ni 24 horas. Según fuentes policiales, uno de los cuatro efectivos que estaban de guardia fue a verificar el estado de los dos detenidos que había en ese momento, y es ahí cuando Aveiro le solicitó un vaso con agua.

 

El policía accedió a la solicitud y se alejó por unos segundos. El detalle es que la puerta de la celda estaba sin candado por lo que Aveiro no tuvo más que correr el pasador para abrir la reja, caminó hasta el patio de la estación policial y después ganó la calle porque el portón también estaba abierto. Cuando volvió el policial, el calabozo estaba vacío.

“La celda estaba sin candado y como justo había salido un efectivo en moto porque se iba de franco, el portón también estaba abierto”, confirmó una fuente policial.

La detención de Jesús Aveiro se había producido en los primeros minutos del viernes y la fuga se concretó ese día en horas de la tarde.

 

Nuevamente personal de Investigaciones emprendió la búsqueda del ahora preso fugado y mientras tanto movilidades de la comisaría 14 realizan rondines por la casa de la pareja de Aveiro, como medida preventiva y además para tratar de capturarlo.