Espectáculos Viernes, 14 de febrero de 2020 | Edición impresa

Gladys Florimonte en Mendoza: humor con sello propio

La actriz llega a San Rafael con su unipersonal “Zulma recargada”. Un repaso por los personajes más desopilantes que marcaron su popularidad

Por Lorena Misetich - Especial para Estilo

La gracia innata de Gladys Florimonte fue la clave para que desde sus comienzos fuera parte de ciclos fundamentales de la televisión argentina. “Mesa de noticias” y “Brigada cola” marcaron sus comienzos en la pantalla. Pero su participación en “ShowMatch” con el personaje de Zulma, le dio una cintura y le abre puertas hasta la actualidad.

Su humor ocurrente y naif, junto con la caricatura que construye de cada personaje, le permitieron crear un estilo propio en el humor con el que recorre distintos escenarios.

 

Y esta temporada es especial. Porque rechazó propuestas tentadoras de productores destacados del teatro, hasta Flavio Mendoza, para recorrer con “Zulma recargada” los principales puntos turísticos del país. Con este unipersonal vuelve a la provincia donde ofrecerá una función, esta noche en el teatro Roma de San Rafael.

Además apostó por una dupla con Larry de Clay, el histórico integrante del programa de Marcelo Tinelli, con el que comparten escenario en “Un mágico varieté”.

 

“Estoy trabajando en La Falda, Carlos Paz, Miramar. Por suerte es una buena temporada, en la Falda explota y en Carlos Paz está bien para todos. También estuve en San Bernardo. Decidí continuar trabajando con un amigo, porque me siento más cómoda. Estoy muy contenta y relajada. Me llamó desde Flavio hasta Guillermo Marín y a todos les dije que no. Soy mi propia productora”, cuenta la comediante que a sus 61 años sigue trabajando y se mantiene firme, tanto en la televisión como en el teatro.

Su camaleónico estilo le permite crear personajes desopilantes e imitar desde Alicia Kirchner a Patricia Bullrich, en “Periodismo para todos”.

 

Pero en el escenario, el personaje de Zulma es el más requerido por el público y con el que se animó al unipersonal.

“Interpreto varios personajes. Está la Gallega, la Muda que trabajó con el Mago Biczyk. Un mago genial de Córdoba. Y algunos textos van cambiando pero para Zulma es todo improvisado. La Gallega tiene un texto. Tengo muchos personajes, pero elijo el que le gusta a la gente”. 

 

-Muchos comediantes tuvieron que cambiar la manera de hacer humor, ¿vos sufriste ese cambio?

-No, para nada. La falta de respeto no va conmigo. El personaje de Zulma es inimputable, con el que la gente se divierte. Hay límites y yo sé cuáles son. Tampoco le voy a decir a un hombre que está en la platea barbaridades. Los chistes los hace el personaje, pero hay que saber cómo manejarse. Mi humor es naif, si hay un insulto está bien puesto y nadie se ofende. Porque está dicho desde un contexto, desde el personaje.

 

-Sos de las pocas actrices que se mantiene constante tanto en el teatro como la televisión... 

-Sí. Nunca me faltó el trabajo por suerte. Soy muy agradecida y tengo códigos con los amigos que me ayudaron en un momento especial. Hoy hay amistad, pero no abunda. Yo me llevo muy bien con todos, pero cuando uno está en la mala al verdadero amigo lo notás. 

 

La hora del drama

Acostumbrados a verla desde el humor, Gladys Florimonte incursionó en el género infantil y distintos formatos de comedia, pero el drama era una asignatura pendiente. Hasta que el cine le dio la oportunidad de mostrar su otra cara, la dramática.

“Hice uno en la película ‘La Chancha’, que se estrena dentro de poco. Actúo con el Puma Goity, es una coproducción con Brasil y España. Y la dirige Franco Verdoia. Hago de esposa del Puma y hay una violación en la trama. Es fuerte”.

 

La ficha

Zulma recargada 

Día y hora: hoy, a las 23.30.

Lugar: teatro Roma (Hipólito Yrigoyen 280, San Rafael).

Entradas: $450, $500 y $600. En boletería y www.entradaweb.com.ar