Economía Lunes, 21 de octubre de 2019

Giros al exterior en negro hicieron reflorecer el negocio del dólar blue

El billete trepó por operaciones de ‘canje’ para mandar divisas a cuentas en los Estados Unidos previo a las elecciones presidenciales.

Por El Cronista especial para Los Andes

Canje. Esta es la palabra que más se está escuchando en las mesas de dinero de la City. Así se denomina en la jerga cuevera a hacer giros en negro a cuentas del exterior, que hubo mucho desde hace dos viernes, pero se concentró principalmente entre el jueves y viernes pasado.

Hay que recalcar que mandar dinero al exterior vale un 3% extra, aunque a cuentas de España es más caro, ya que hay que hacer la conversión a euros, por lo cual hay un doble cambio. "Esto solía pasar en épocas del kirchnerismo, cuando el MEP se hace muy caro versus el blue, entonces prefieren usar el canje blue, total siempre se deposita en blanco en el exterior", comenta un mesadinerista.

 

Si bien principalmente se manda a Los Angeles, Miami y Nueva York, se puede mandar a casi todo el mundo: "Los mayores demandantes son personas físicas, ya que las pymes y empresas van por MEP por ahora.

Pasa que vendés algo acá y querés hacerlo dólares afuera. Hay un tipo que vende algo equivalente a u$s 200.000, sea una maquinaria agrícola, un departamento o lo que sea y lo quiere dolarizar y no hay nada. Pero va con los pesos al blue y se hace de dólares en el exterior en la cuenta que más cómodo lo deje. Y todo relativamente en blanco", ejemplifica un broker.

 

Adonde más se suelen mandar divisas es a China y a los Estados Unidos, montos por u$s 50.000, u$s 100.000 y u$s 200.000, depende del tamaño del importador, para pagar mercadería, ya que son cuenta empresa, no son a cuentas personales.

Por otro lado, ahora pagan 1% a quien quiera traer divisas al país: "Te pagan si tenés cable", es el léxico que se escucha en las cuevas.

 

Otro financista cuenta que esto se da porque empezó la cuenta regresiva de las elecciones, por lo cual nadie quiere quedarse en pesos.

Mariano Gorodisch