Sociedad Policiales Martes, 29 de enero de 2019

Más detalles de la autopsia: Gil Pereg mató a su tía a tiros y su madre tiene golpes

Esta mañana se conoció a quien pertenece cada uno de los cuerpos hallados el sábado, enterrados en la casa del israelí que vive en Mendoza.

Por Redacción LA

La Justicia mendocina confirmó la identidad de los cuerpos hallados en el amplio patio de la casa del ciudadano israelí radicado en Mendoza, Gilad Pereg (también conocido como Nicolás y como Gil, apócope de Gilad), en Guaymallén. Si bien desde el mismo sábado -cuando fueron hallados los cuerpos- se sabía que correspondían a las dos mujeres israelíes que estuvieron 14 días desaparecidas (ya que el ADN de la sangre hallada en el lugar coincidía con el material genético de un cepillo de dientes de las mujeres); hace minutos la Justicia determinó a quién correspondía cada cuerpo.

Según comunicaron desde el Ministerio Público Fiscal, por medio de un cotejo dactilar se pudo determinar que el cuerpo que recibió los 3 disparos de arma de fuego -esa fue la causa de la muerte- corresponde a Lily Pereg, tía de Gilad. En tanto, el cadáver que presenta lesiones de golpes o violencia pertenece a Prihya Sarousi, madre del imputado por el doble homicidio.

Además, de acuerdo a la información oficial, de las tres armas que se secuestraron en el domicilio de Gil Pereg (Roca al 6.000, de Guaymallén), una de ellas -revolver calibre 38- fue el arma empleada para causar la muerte de Lily Pereg, dado que el proyectil extraído del cuerpo se condice con esa arma.

Las hermanas Lily y Prihya llegaron a Mendoza el 11 de enero, mientras que el sábado 12, Gilad las fue a buscar para llevarlas en micro a su casa (habían venido a visitarlo). Ese fue el último momento en que se tuvo noticias de las mujeres. El lunes 14, el hombre de 37 años (radicado en Mendoza hace casi 10) realizó la denuncia por averiguación de paradero.

Luego de casi dos semanas de búsqueda, el viernes pasado Gilad fue imputado por homicidio agravado por el vínculo (en el caso de su madre, Prihya) en concurso real con homicidio simple (por su tía, Lily). El sábado por la tarde los dos cuerpos fueron hallados, enterrados en el patio de la precaria casa de Pereg; y cubiertos con tierra y piedras