Economía Martes, 7 de enero de 2020

Garbarino está a la venta: el principal interesado es el fondo que es dueño de Havanna

La cadena líder de electrodomésticos pasaría a manos de Inverlat. Deudas millonarias y caída de la demanda, entre los motivos.

Por Redacción LA

La cadena Garbarino, líder en su rubro, está a la venta. El principal interesado es el fondo Inverlat, que tiene en su portfolio empresas como Havanna.

En agosto pasado, Garbarino cerró un acuerdo para reestructurar sus pasivos de $ 4.400 millones y así el 85% quedó en manos de los bancos Galicia y Santander, que tomaron las acciones de la empresa con un mandato de venta como garantía. Desde entonces, los bancos comenzaron a ofrecerla: Mercado Libre, Frávega y Newsman la rechazaron.

 

Sin embargo, en este último tiempo apareció con fuerza el fondo Inverlat cuyos socios son Carlos Giovanelli, Guillermo Stanley y Damian Pozzoli y tiene en su porfolio marcas como Havanna.

Garbarino, perteneciente a los hermanos Daniel y Omar Garbarino, se debatió en estos últimos años en cómo pagar una deuda millonaria con tasas de interés insoportables y sin generar recursos por la brutal caída de la demanda, según lo informado por Clarín.

Actualmente, la cadena de electrodomésticos cuenta con 200 locales en total (la cifra incluye las sucursales de Compumundo) y 4.500 empleados. Es líder en su rubro, ya que su participación en el mercado trepa al 22%. En Tierra del Fuego, Garbarino posee una planta para ensamblar productos con la licencia Samsung

 

"No hay un papel firmado aún, es todo muy preliminar. Estamos empezando a ver el tema. La idea es salvar a la compañía, que tiene mucha deuda sobre capital en un momento de caída de las ventas. La empresa tiene experiencia en adquirir negocios en el piso que necesitan reestructuraciones, pero tienen una buena marca. Pasó con Havanna", señaron Inverlat ante la consulta de Infobae.

"En 2002, Garbarino pasó un proceso parecido y en 2004 ya era el uno del mercado hasta el momento. Es un líder. Comprar una empresa como esta siempre va a dar buenos resultados, pero el mercado tiene que volver a crecer y ser más lógico. No como en los últimos años", manifestó Miguel Arrigoni, de First Capital Group, quienes reestructuraron la deuda el año pasado.

 

En 2019, Garbarino pudo reestructurar la deuda y descomprimir su situación financiera, tras el derrumbe del consumo. En ese momento obtuvo un diferimiento de un año en el pago de intereses con una tasa baja, del 20%, sobre el capital. El acuerdo le permitió reducir la carga financiera mensual entre $ 150 y $ 200 millones. Al momento de cerrar trato, Carlos García, CEO y figura pública de Garbarino, dijo que todo iba a funcionar si el consumo repuntaba, algo que finalmente no sucedió.