Sociedad Jueves, 26 de marzo de 2020

Fumar o vapear puede aumentar el riesgo de padecer una infección grave por coronavirus

Existe abundante literatura científica que muestra que fumar inflama los pulmones y suprime la función inmune.

Por Redacción LA

Fumar o vapear puede aumentar el riesgo de padecer una infección grave con el nuevo coronavirus. Aunque no ha habido muchos estudios que investiguen específicamente el vínculo entre COVID - 19 y el humo de cigarrillo o vaper, existe evidencia que sugiere que fumar suprime la función inmune en los pulmones y desencadena la inflamación. 

Tanto los fumadores a largo plazo como los usuarios de cigarrillos electrónicos tienen un mayor riesgo de desarrollar afecciones pulmonares crónicas, que se han asociado con casos más graves de coronavirus, de acuerdo la información recopilada por Tanya Lewis y publicada por The. 

 

Por lo tanto, para los científicos es razonable suponer que fumar, y posiblemente vapear, podría aumentar el riesgo de desarrollar una infección grave por dicho virus.

"Todas estas cosas me hacen creer que vamos a tener casos más graves, especialmente en fumadores o vapers [a largo plazo]", afirmó Melodi Pirzada, jefe de neumología pediátrica en el Hospital Winthrop de NYU en Long Island.

Si bien Pirzada no ha tratado a pacientes con COVID-19, afirma que el sentido común dice que “si tienes antecedentes de fumar o vapear las vías respiratorias completas y el mecanismo de defensa de tus pulmones cambia”.

Un estudio realizado en China encontró que los hombres tenían un poco más de probabilidades de ser hospitalizados por infecciones por coronavirus que las mujeres.

Los científicos dicen que esta observación podría estar relacionada con el hecho de que en ese país, hay muchas más hombres fumadores que mujeres fumadoras. Sin embargo, este documento solo se basó en datos preliminares y aún no ha sido revisado por otros profesionales. 

 

Otro estudio, que fue publicado online en el Chinese Medical Journal, en el que participaron 78 pacientes con COVID-19, reveló que aquellos con antecedentes de tabaquismo tenían un riesgo 14 por ciento más de desarrollar neumonía.

Además, existe abundante literatura científica que muestra que fumar inflama los pulmones y suprime la función inmune. "Fumar regularmente, sabemos que inhibe el aclaramiento ciliar de las vías respiratorias", dice Pirzada. 

“Tenemos estas pequeñas estructuras [similares a pelos] conocidas como cilios, y son responsables de eliminar las toxinas y el moco de nuestras vías respiratorias y limpiar los pulmones cuando tosemos. Sabemos que eso se ve afectado cuando fumas y cuando vaporizas ”, agregó.

Durante una infección respiratoria en los pulmones, tiende a haber un flujo de glóbulos blancos llamados neutrófilos, los primeros que comienzan a matar al patógeno, seguido de un flujo de linfocitos, que son responsables de eliminar la infección. 

"Hay una serie muy coordinada de eventos que tienen lugar cuando te infectas con un virus", explicó Ray Pickles, profesor asociado de microbiología e inmunología de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill. 

 

"Estos son probablemente los eventos que tienen lugar en la gran mayoría de nosotros como individuos, ya sea que estemos infectados por la gripe o si estamos infectados por el SARS-CoV-2", como se conoce el nuevo coronavirus. 

"Creo que una vez que comienzas a perturbar esta secuencia de eventos en cualquier forma o dirección, es cuando las cosas pueden salir mal", dijo.

Fumar es un factor de riesgo conocido para la gripe, afirmó Robert Tarran, profesor de biología celular y fisiología en Chapel Hill. "Las personas que fuman están inmunodeprimidas hasta cierto punto", dijo Tarran. 

“Producen más moco. Tampoco limpia los pulmones. Hay cambios proinflamatorios; las células inmunes también se cambian. Y todo lo que conduce, básicamente, es más probable que contraigan virus y tengan un peor resultado” explicó.

 

En cuanto al Vaper Tarran consideró: “El riesgo de Vapers de infecciones virales no se ha estudiado mucho, aunque hay algunos estudios epidemiológicos que sugieren que tienen más probabilidades de contraer infecciones respiratorias”.

Los ratones que fueron expuestos al aerosol del cigarrillo electrónico y luego inoculados con la bacteria Streptococcus pneumoniae o influenza A tuvieron menos probabilidades de sobrevivir. Y el vapeo puede interferir con la función de neutrófilos, sugieren algunos estudios. 

Los científicos de Chapel Hill han demostrado que el uso del cigarrillo electrónico suprime la actividad de los genes de respuesta inmune e inflamatoria en las células nasales, más aún que fumar. 

Otro estudio de preimpresión encontró que el gen que codifica el receptor ACE2, que el nuevo coronavirus usa para infectar células, es más activo en los fumadores que en los no fumadores.

Por supuesto, ninguno de estos estudios muestra directamente que fumar o vapear aumenta la gravedad de las infecciones por COVID-19; No está claro en qué medida pueden extrapolarse a la pandemia actual.

Pero dado que fumar y vapear hacen un daño bien establecido al sistema inmune, parece prudente suponer que podrían empeorar las infecciones por coronavirus.

"Creo que una cosa sensata para las personas es dejar de fumar y dejar de vapear, y evitar la exposición de segunda mano", expresó Stanton Glantz, director del Centro de Investigación y Educación sobre el Control del Tabaco en la Universidad de California, San Francisco. 

"No tenemos todos los pequeños detalles sobre esto. Pero en base a lo que sabemos, en general, sobre fumar y los cigarrillos electrónicos, y en particular sobre fumar y COVID-19 de personas que ya están enfermas es lógico que disminuya su riesgo si dejaste de hacer estas cosas”, dijo.