Mundo Martes, 3 de diciembre de 2019 | Edición impresa

Fuerte contracción de la economía por los disturbios en Chile

El estado de convulsión en que vive el país vecino contrajo un 3,4% la actividad económica en octubre.

Por Agencia AP

La economía de Chile se contrajo un 3,4% en octubre respecto del mismo mes del año anterior, algo que las autoridades aseguran es resultado de los efectos negativos provocados por los saqueos e incendios a negocios en medio del estallido social en que se encuentra el país desde hace semanas.

 

El Banco Central chileno anunció ayer  la caída en el Índice Mensual de Actividad Económica y señaló que entre los sectores afectados están la educación, el transporte, los servicios, restaurantes y hoteles. La caída del crecimiento de octubre es el más bajo desde julio de 2009, cuando la contracción fue de 4%.

 

El ministro de Economía, Lucas Palacio, señaló en su cuenta de Twitter que la “cifra refleja impacto social de violencia en nuestro país”.

Su colega de Hacienda, Ignacio Briones, redujo a comienzos de noviembre la proyección de crecimiento anual de Chile desde un rango de entre 2,4% y 2,9%, previsto en septiembre, hasta niveles de 1,8% a 2,2% para 2019.

Para 2020, Briones rebajó la proyección en un punto, desde 3% y 3,5% hasta un rango de 2% y 2,5%. En 2018, el PBI se expandió un 4%.

 

Los primeros efectos económicos de la crisis social empezaron a observarse después del estallido el 18 de octubre, cuando encapuchados quemaron la mayor parte de las estaciones del subterráneo, saquearon centenares de grandes supermercados y decenas de farmacias que permanecieron un par de semanas cerrados.

“Mientras no paremos la violencia, no pararemos la profunda caída de la economía. La violencia ha estado destruyendo puestos de trabajo, destruyendo la inversión y debilitando el estado de derecho”, señaló Alfonso Swett, líder de los grandes empresarios.

Dirigentes de los comercios pequeños anticipan que el sector perderá unos 50.000 empleos, cifra que Briones elevó a unos 300 mil en los próximos meses si no se calma la tensión social.