Policiales Miércoles, 20 de noviembre de 2019

Apagaban un incendio y hallaron a una mujer degollada y con un cuchillo clavado en un ojo

Ocurrió en Buenos Aires. Un empleado del local también murió al sufrir graves quemaduras e investigan un posible femicidio.

Por Télam

Encontraron a una mujer degollada y con un cuchillo clavado en un ojo tras un incendio en una verdulería del partido bonaerense de Pilar.

Un empleado del local también murió al sufrir graves quemaduras y se investiga un posible femicidio, informaron fuentes policiales y judiciales. El hecho se registró durante la tarde de este miércoles en un comercio ubicado en Gualeguaychú al 2868. 

 

Fuentes policiales y judiciales informaron que efectivos de la comisaría 7 de Pilar y bomberos acudieron a un llamado al 911 a raíz de un incendio en una verdulería que habría provocado la explosión de una garrafa.

Al llegar al lugar, el personal se entrevistó con el propietario del negocio que le indicó que el estallido ocurrió en un cuarto trasero que estaba cerrado con un candado.

Según las fuentes, los efectivos ingresaron a esa habitación y encontraron a una mujer, identificada como Marcela Laura Hilarión, esposa del dueño, de 39 años.

La víctima estaba degollada y tenía otra herida de arma blanca en el estómago y un cuchillo clavado en el ojo izquierdo.

 

Además, un empleado de la verdulería, llamado Rogelio Quispe, sufrió casi el 90 por ciento de quemaduras en su cuerpo, por lo que fue trasladado de urgencia a un hospital zonal, donde murió horas después a raíz de las lesiones sufridas.

Los investigadores no descartaban un posible femicidio y procuraban establecer cómo se originó el siniestro y en qué circunstancias asesinaron a Hilarión.

"Estamos viendo si el incendio fue provocado intencionalmente para cambiar la escena del crimen", dijo un vocero encargado de la pesquisa.

Al respecto, el esposo de la víctima estaba siendo entrevistado por los pesquisas para corroborar sus dichos sobre el momento en que ocurrió el hecho.

 

En principio, el crimen comenzó a ser investigado por el fiscal Federico Mercader, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 4 descentralizada en Pilar, que dispuso una serie de peritajes para determinar lo sucedido, en una causa caratulada hasta el momento como "averiguación causales de muerte".