+ Deportes Martes, 18 de junio de 2019 | Edición impresa

Fondistas locales entre las mejores

Las nadadoras del Club Mendoza de Regatas son ejemplo de sacrificio. Campeonas y medallistas a nivel nacional e internacional.

Por Redacción LA

El Club Mendoza de Regatas siempre le aportó talentos a las selecciones de Natación y es sencillo de comprobarlo si nos remitimos al historial de nadadoras, tales como: Florencia Szigetti con sus dos Juegos Olpímpicos, 7 mundiales y títulos panamericanos y sudamericanos. Y las más recientes, Aysa Triay y Florencia Mazzei, quienes también le aportaron al equipo nacional, calidad en el más alto nivel. 

Estos nombres parecen motivadores para las deportistas que vienen desde abajo, con esperanzas e ilusiones. 

 

Hablamos de ocho jóvenes nadadoras que están destacándose por ser conquistadoras de podios en la especialidad de fondo, distintas a sus predecesoras, pero con igual destino. De muy corta edad en su mayoría, las chicas ya tienen una considerable cosecha de títulos valiosos a nivel nacional e internacional, por lo que a ellas, no les pesa la herencia.

Mariana Oriozabala, de 17 años, es juvenil 2 de segundo año y es la ultra fondista del momento. Compite competencia de 50, 36 y 20 kilómetros en citas internacionales que suman puntos en el ranking. Este deporte para ella es genético, herencia, además de su talento. Es hija de Gustavo, un reconocido nadador de aguas abiertas con logros importantes representando a la provincia. Es a la fecha la nadadora más joven en haber corrido la “Santa Fe-Coronda”, una de las carreras más importantes del mundo (50 km).

 

Y actualmente se prepara para el circuito profesional internacional por Macedonia, Croacia e Italia. Recientemente, el pasado fin de semana, se coronó subcampeona argentina en 800 metros libres.

“Mi objetivo es hacer una buena presentación porque estas competencias me abrirán puertas a otras internacionales. Todavía no ingreso a un ranking mundial porque no he corrido en todas las competencias del calendario. Pero es un objetivo propuesto”, nos comentó Mariana.

Por su parte, Catalina Giretti (15), ss cadete, media fondista. La polifacética nadadora, porque también muestra su talento en pileta, viene de colgarse la presea dorada en el último Sudamericano en posta y fue quinta en individual. 

 

“Después de este sudamericano, mis objetivo está en el Nacional de julio. Este equipo tiene como premisa mejorar el récord argentino en la posta de 200 libres. Es decir, bajar los 9 minutos”, dijo Giretti.

Este equipo está integrado además por otra de las grandes promesas de la natación mendocina: Julieta Silvestrini (14), capitana del equipo de posta mixta de aguas abiertas. Pese a su juventud y su fuerte personalidad, es la referente. Tiene mucha experiencia en aguas abiertas. Es Cadetes 2, y como su capitana, quiere romper récords. Silvetrini viene del Nacional en Santiago del Estero con dos podios individuales (en 200 y 800 metros). Y va por más.

 

Natasha Cascalles (16), juvenil 1, es de las más “nuevitas” en el nado federado. Sin embargo tiene condiciones altas para el fondo, por su resistencia en pileta y aguas abiertas de 800 y 1500 metros. Sus expectativas son bajar su propia marca de 9,40 en los 800 metros, según expresó la joven. 

Mientras que su hermana, Valentina (14), Cadete 1, es muy versátil. Nada resistencia de velocidad en pileta y fondo en aguas abiertas y sus entrenadores creen que su futuro está en los 200 metros mariposa en pileta, cuyo tiempo es su meta a vencer. 

En tanto, las benjaminas del equipo van formando sus perfiles y especialidades. Tienen sus experiencias en Grand Prix de Paraguay y en su categoría (cadete 1) las chicas tienen como objetivo quieren bajar sus tiempos. Ellas son: Marina Contreras (13), fondista neta que promete un enorme futuro; Emilia Vargas (13), quien se perfila más a pileta que a aguas abiertas. Y Bianca Berizzo (12, menor 2), quiense adapta a pileta y aguas abiertas y para el Nacional en el Parque Olímpico (BsAs) en agosto, pretende bajar sus 10’ en los 800. 

 

Este es el equipo que ilusiona. Son las promesas mendocinas y verdaderas leonas, porque nadando en aguas frías, (20°), sin una pileta adecuada a su especialidad (en Mendoza no hay pileta de 50 metros techada climatizada), sacrificando sueño (entrenan a las 5 AM), y cumpliendo con el ‘cole’, ellas dejan en claro que estos esfuerzos son una elección, un estilo de vida, cuyas conductas solamente el deporte se las pudo pudo ofrecer.