+ Deportes Domingo, 26 de mayo de 2019 | Edición impresa

Fin del sueño: la Lepra le dijo adiós al ascenso

Independiente cayó 2-0 ante Sarmiento y se quedó sin final para subir a Primera. La gran campaña merece el reconocimiento.

Por Juan Azor - Enviado especial. Desde Junín, Buenos Aires

Independiente cayó 2-0 ante Sarmiento y se quedó sin final para subir a Primera. Aunque estuvo lejos de torcer la historia, la gran campaña merece el reconocimiento. 
Punto final al sueño del ascenso. Independiente Rivadavia se despidió del Reducido con otra derrota por 2-0 frente a Sarmiento, el gran candidato a quedarse con el boleto rumbo a la Superliga. Yamil Garnier, a los 26’ del complemento, y Nicolás Castro, a los 45’ de la misma etapa, marcaron los goles en la fría tarde bonaerense. 

Rodeado. Federico Castro intenta dejar en el camino a Garnier (4). El Azul dejó la vara alta para la temporada que viene | Fotoreporter

La decisión de mutar a un 4-3-3 provocaba cierta inquietud en los hinchas azules sobre la forma en que Independiente Rivadavia iba a padecer la disputa en la zona media. Esa determinación, surgida para un juego más veloz y vertical, no prosperó frente a la presión que impuso Sarmiento. Entonces, la Lepra sufrió sin la tenencia y lejos de la profundidad que Gómez había imaginado en la previa.

 

Asenjo, combativo; Castro, en cuentagotas y Tissera impreciso, fueron parte del paisaje de ese primer tiempo de lucha y escaso fútbol. Sarmiento, cómodo frente a lo poco que ofreció la visita, inquietó más por insinuaciones que por reales acciones sobre la valla de Aracena. 

Sin espacios. Asenjo (9) remata ante la presencia de Leys y Villalba. El atacante fue absorbido por la marca de los juninenses. | Fotoreporter

El Verde, con la ventaja en su poder tras el juego de ida, intentó administrar el balón, complicando con lanzamientos largos a espaldas de los centrales,  Zules Caicedo y Marín. Además, juntó sus lineas para defender y no concedió espacios. Orsini, el verdugo del agónico gol de la victoria juninense en el partido jugado hace una semana, tuvo la más clara en una corrida que finalizó con un remate cruzado que se fue cerca. 

Fueron 45 minutos inesperados, jugando en campo propio y sin poder romper el bloque defensivo local. Independiente estaba obligado y no había encontrado las formas. El panorama lucía cuesta arriba.

Esa búsqueda del gol obligó a redoblar la apuesta para el complemento: adentro Irañeta, afuera Marín. Atrás linea de tres hombres y a todos a la carga. Sin embargo, el gran inconveniente azul siguió sin resolución. Sin poder hacerse del balón, los mendocinos buscaron el desequilibrio individual sobre las bandas sin éxito. Sarmiento es un equipo con grandes virtudes defensivas y ayer lo demostró e incluso expresó su faceta de equipo veloz para el contragolpe.

Fotoreporter

Desequilibrado el Azul en esa búsqueda ofensiva, sufría cuando el local recuperaba el balón. Definitivamente, la visita nunca logró imponerse en la zona media y ese fue el principio del fin. Sin la redonda, casi nunca pudo ser directo y preciso. Cada vez que buscó lanzamientos largos, lo hizo apremiado y dividiendo la posesión.

 

El gol de Garnier (tremendo cabezazo del lateral derecho) terminó de dar forma a una sentencia que se presagiaba por la escasa claridad con que la Lepra jugó a lo largo de 90 minutos. De ahí en más, lo busco con mucho coraje pero sin ideas. Navas pudo igualarlo en un centro frontal, pero de contragolpe sentenció el local vía Castro. Final para una travesía que merecía algo más. Sarmiento tuvo más oficio para jugar cuando lo empujaron a sus límites. 

Fotoreporter

Así se acabó un sueño que elevó la vara de la entidad del Parque y promete revancha para la próxima temporada.
 

La figura

Guillermo Farré (Sarmiento). Pura experiencia al servicio de su equipo. Juega y quita por igual. Gran partido.
 

¿Continuará el Comandante Gómez?
 

No hay en el mundo Lepra un solo hincha que rechace la continuidad de Gabriel Gómez al frente del plantel profesional azul. El DT, que se ganó el apodo de Comandante por su forma de conducir a estos jugadores, ya confirmó de palabra que seguirá en Mendoza la próxima temporada. 

| Fotoreporter

“Es lo que venimos hablando desde hace unas semanas”, dijo el presidente de la entidad, Ignacio Berrios. 

La dirigencia se sentará en los próximos días para terminar de acordar los términos de un nuevo contrato por un año. El acuerdo se firmará con una mejora económica, pero sosteniendo una cláusula vigente en el actual: el entrenador tendrá la posibilidad de rescindir en caso de una oferta económica superadora de un club de Primera División. 

“No estoy en tiempo de nada. Estoy en tiempo de abrazar a mi familia y pasar tiempo con ellos. Estoy triste, amargado, orgulloso y sabiendo que podemos descansar tranquilos. Pero la amargura no se va de un día par el otro”, comentó el entrenador oriundo de Ramallo ayer luego del encuentro frente a Sarmiento. 

Y agregó: “Es muy difícil hacer un análisis, hay que estar fríos. Se ha hecho una gran campaña, pero sobretodo se armó un gran grupo. Tengo la tristeza lógica de no haber logrado el pasaje a la final porque este plantel se lo merecía. Cuando terminan las etapas hay que analizar las cosas que se hicieron bien y las que se hicieron mal. Lo que sí está claro es que este grupo de jugadores enseñó a ganar y tiene que ser la base de aquí en más para que semejante club con tanta convocatoria empiece a pelear cosas importantes”.

 

Gómez llegó a Independiente Rivadavia en marzo del 2018 y debutó unos días después con un triunfo, en condición de visitante, ante Quilmes, con gol de Ignacio Irañeta. Esa temporada salvó del descenso a un equipo que estaba casi condenado y luego, con apenas cinco refuerzos, realizó una campaña que será recordada por mucho tiempo en Avenida Las Tipas.

Los refuerzos, la base y los juveniles

El plan de cara a una temporada que se anuncia muy intensa ya está en un boceto.

Según confirmó la dirigencia: la intención es sostener una base de 12 jugadores del actual plantel. “Además iríamos por un segundo arquero, un defensor, un volante por derecha y un delantero”, contó Ignacio Berrios. La intención es seguir dando espacio a juveniles que vienen asomando en las divisiones menores. Además de Matías Viguet, que llegó esta temporada y no pudo ocupar espacio como refuerzo, se sumarían al actual plantel otros cuatro juveniles. La dirigencia es consciente de las dificultades que presentará el próximo torneo de la Primera B Nacional, donde destacaran las participaciones de Tigre y Belgrano, recientemente descendidos de la Superliga.

Amor con amor se paga

Pese a la prohibición, unos 400 hinchas azules llegaron hasta Junín para acompañar al equipo. Incondicionales. 

Tras la masiva concurrencia que tuvo el banderazo organizado por los hinchas para despedir al plantel, llegó una nueva muestra de afecto en tierras bonaerenses, aunque causó preocupación en la dirigencia local. Unos cuatrocientos simpatizantes de la Lepra llegaron hasta la ciudad de Junín con la intención de acompañar al equipo en ésta definición histórica. Poco importó el frío y la distancia. Ubicados en la zona de plateas junto a los hinchas locales, hicieron el aguante a un equipo que lo merecía. 

En la previa, múltiples reuniones entre la dirigencia y la policía local se sucedieron para buscar una solución. Al final, se mantuvo todo como al principio y los mendocinos pudieron disfrutar el encuentro sin inconvenientes. Los fanáticos de la Lepra llegaron en autos particulares y otros tantos en varios colectivos. Incluso, en las horas previas al partido, durante el mediodía, pasaron por el hotel donde se hospedó la delegación azul en Junín y aprovecharon para sacarse fotos con los jugadores y dialogar con ellos.

“Vinieron todos”, le dijo un directivo local, asombrado, a este cronista, en la previa de este duelo. Y sí, el amor tiene estas cosas.

Servio, presente

“Quería que ganara Independiente. Como en Sarmiento juega un amigo mío, aproveché para venir a ver el partido”, contó Gaspar Servio, ex arquero de la Lepra y actual arquero de Dorados de Sinaloa, el equipo de Diego Armando Maradona.