+ SUSTENTABILIDAD Sábado, 30 de noviembre de 2019

Fin de año movido, también para el planeta

Se acerca diciembre. Tiempo de fiestas y celebración, de balances y análisis de lo vivido, de proyectos y objetivos a alcanzar en el futuro.

Por Tais Gadea Lara, editora de contenidos periodísticos - @TaisGadeaLara

Diciembre es también un mes clave para la acción ante el cambio climático. El próximo lunes los ojos del mundo mirarán atentamente lo que ocurra en la 25°C edición de la Conferencia de las Partes (COP25), la principal reunión anual de negociaciones climáticas. Ante la situación social en Chile y luego de decidir cancelarlo, el evento se realizará finalmente en Madrid, España, pero continuará bajo la presidencia del país latinoamericano. ¿Su principal objetivo? Avanzar en la implementación del Acuerdo de París, fundamental herramienta consensuada por los países para hacer frente al principal desafío de nuestro siglo.

¿Cómo llegan los países a la COP25? Observados, exigidos, alertados de la necesidad de actuar con acción más urgente y ambiciosa ante el cambio climático. Ello motivado no sólo por los jóvenes que salen a marchar a las calles alrededor del mundo cada semana sino también por la evidencia científica y los reportes analíticos. Esta semana, la décima edición del Informe sobre la Brecha de Emisiones del Programa de Naciones Unidas para el Medioambiente (PNUMA) evidenció que los países necesitan quintuplicar sus compromisos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero para poder alcanzar el objetivo del Acuerdo de París: limitar el aumento de la temperatura del planeta por debajo del 1.5°C para fines de siglo. A día de hoy, aún si los países cumplen con sus compromisos propuestos, ese aumento sería de 3,2°C. De nuevo: acción climática, más urgente y más ambiciosa. La COP25 aparece como un espacio de oportunidad y de respuesta obligada a ello.

Será durante ese mismo encuentro que dura dos semanas -del 2 al 13 de diciembre- que en nuestro país se producirá el cambio de gobierno, lo que también se observará en las negociaciones a través de distintos representantes del presente y futuro gobierno (o al menos así debiera ser). La reciente sanción de una ley nacional de cambio climático se presenta como oportunidad para institucionalizar acciones y para hacer de la lucha frente al cambio climático una política pública que se continúe en el tiempo, independiente del gobierno de turno.

Detrás de las conferencias, las reuniones, los debates, las decisiones gubernamentales, a veces nos olvidamos de lo más importante: la biodiversidad que resiste, que sufre, que reclama ayuda, que espera ser protegida y que ya encuentra en algunas áreas su protección merecida.  

- Sitio web COP25: http://www.cop25.cl

- Informe sobre la Brecha de Emisiones del PNUMA: http://www.unenvironment.org/es/resources/informe-sobre-la-brecha-de-emisiones-2019