Sup. Economía Domingo, 15 de septiembre de 2019 | Edición impresa

Federico Pagano: “Preferimos bajar nuestra rentabilidad para captar más clientes”

El director de la entidad financiera habló sobre cómo la incertidumbre afectó la entrega de créditos y la turbulencia económica.

Por Mauricio Manini - Especial para Económico

Un caso especial en el país se da con una compañía financiera que, entre sus accionistas, mantiene los apellidos de sus fundadores después de 62 años: Pagano, Prats, Le Donne y De Pellegrin.

Esa trayectoria enorgullece a Federico Pagano, flamante Gerente General de Montemar Compañía Financiera, quien considera que el crédito se mueve en base a las expectativas y que Argentina tiene mucho para crecer. 

José Gutiérrez / Los Andes

-¿Qué panorama tiene del sector financiero en la actualidad? 

-La población busca distintas alternativas para resguardar sus ahorros, y el argentino en general piensa en dólares. También es cierto que las empresas y las personas necesitan pesos para poder funcionar, ya sea para pagar sueldos o  servicios. Entrar y salir del dólar es caro: si compras hoy y vendes a fin de mes salís perdiendo salvo que justo haya una devaluación.

En Argentina el sistema financiero es incapaz de apalancar el crecimiento porque es realmente reducido. Los créditos al sector privado representan el 7,4 % del PBI nacional.

En Chile ese valor es 112%, en otros países vecinos entre el 40 y 60 %, mientras que países desarrollados están por encima de 140%. Ese número indica la capacidad de apalancamiento que tiene la economía para poder asumir deudas, proyectarse, exportar, crecer. 

La gente no desconfía del sistema financiero sino del Estado: tuvimos el plan Bonex en el ‘89, “Corralito” en 2001, la eliminación de las AFJP después, son todos procesos donde la propiedad privada fue vulnerada.

 

-¿Hay posibilidades de que hoy ocurra un “Corralito”?

-Son épocas distintas. Llegamos al “Corralito” con un peso que valía un dólar. Los pesos tenían que estar respaldados por el Banco Central, pero después descubrimos que no los tenía. Hoy, si hiciste un depósito en dólares, los tiene la entidad o el Banco Central pero no los puede tocar. El atesoramiento de las sucursales es más alto, justamente para poder hacer frente a la demanda de los clientes. 

Si bien hay una limitación de comprar 10 mil dólares al mes, está pensado para empresas que generan movimientos fuertes con la divisa. Porque, como el sistema financiero es muy chico, con poco movimiento generás grandes cambios en la cotización. 

José Gutiérrez / Los Andes

-¿Cómo ha afectado a Montemar las altas tasas de interés? ¿La gente toma créditos?

-La demanda de créditos está muy vinculada con la estabilidad económica, es proporcional a la confianza del consumidor. El saldo colocado en préstamos y la cantidad de operaciones se han reducido, porque hay personas que están posponiendo su decisión de consumo. Este año otorgamos 20% menos de lo esperado. El saldo está estable como el año pasado pero con ello no le ganamos a la inflación. 

 

-¿Cuál ha sido la decisión de la compañía?

-Preferimos bajar la rentabilidad para mantener nuestros clientes y captar más personas. En agosto bajamos un 25% las tasas de préstamos y de tarjetas de crédito porque es un alivio para nuestros clientes y nos permite ser disruptivos en el mercado.

En cartera general estamos prestando en promedio al 84% cuando otras están a 130%.

Las Leliqs están en 85%, o sea que a nuestros clientes le estamos prestando por debajo de lo que los bancos le están prestando al Banco Central.

-Desde las PASO a la semana pasada se retiró un 25% de los ahorros en dólares, ¿se repitieron esos números en Montemar?

-Mucha gente consultó pero retiraron menos de lo esperado, fue lo normal de nuestras estadísticas. Otros trajeron y armaron plazos fijos en dólares. Llevarte los dólares a tu casa implica un riesgo muy alto por la inseguridad, cuando uno lleva plata tiene cara de susto y puede ser que haya “amantes de lo ajeno” rondando. Si se retira, sugerimos tomar medidas de precaución y no decírselo a nadie. 

José Gutiérrez / Los Andes

-¿Creció la morosidad?

-A nivel del sector hubo un incremento por la recesión, pero como tomamos muchas precauciones la morosidad no ha sido un problema. Estamos por debajo de los niveles del sistema, buscamos dar mayor plazo a nuestros clientes para que puedan seguir cumpliendo. Hablamos de menos del 1% mensual de incremento de mora, es una de las variables muy buena. El problema no es la mora sino la recesión, por la cual no tenemos el crecimiento que quisiéramos.

-¿Se puede ser optimista en algún punto?

-Necesariamente tenés que pensar que las cosas tarde o temprano van a mejorar.

Argentina tiene recursos naturales, talento humano, extensión, población…  tiene un montón de factores para el desarrollo. No es un país para sufrir  una inflación del 50% o tener indices de crecimiento estancados. 

Uno debe pensar en cómo hacer para que esta empresa sea rentable, es el objetivo, y así cuando las cosas sean mejores tendrás frutos. Yo debo trabajar con las variables actuales, no esperando a que pase algo porque te jugás el futuro. Montemar tiene 62 años, hemos pasado crisis más duras que esta.

 

Perfil

Federico Pagano

Licenciado en Economía, tiene 36 años. Era gerente de Riesgos en Montemar. Al fallecer a fines de julio el presidente Osvaldo Pagano (su padre), por estatuto ocupa su lugar Humberto Pagano y asume como vicepresidente Mario González.