Espectáculos Viernes, 6 de septiembre de 2019 | Edición impresa

Federico Bal: de la pista de Tinelli a un filme de terror

En octubre estrena “Crímenes imposibles”, una película que dirige Hernán Findling y tiene como protagonista al “hijo de Carmen”.

Por Redacción LA

Los amantes del suspenso tendrán una nueva oportunidad para ir al cine. “Crímenes imposibles” es la película protagonizada por Federico Bal en la que sorprende con la interpretación de su personaje. Muestra una faceta que el público desconocía; completamente alejada de las pistas del “Bailando”, los besos en primer plano, y los pasos de comedia en sus shows de revista junto a Carmen Barbieri. Acá Fede Bal es otro: un actor de cine que se pone al hombro un filme que promete sangre, gritos y mucho misterio.

Luego de ser presentada en mayo de este año en el Festival de Cannes, las imágenes del trailer de la película empezaron a viralizarse. Se trata de un thriller psicológico dirigido por Hernán Findling y producido por Wit Films que se estrenará el 31 de octubre y marcará un nuevo comienzo para Federico como actor de la pantalla grande.

 

El hijo de Carmen Barbieri y Santiago Bal interpreta a Lorenzo Brandoni, un experimentado detective que pierde a su familia en un accidente. Es un personaje totalmente diferente y alejado de la comedia en la que solemos encontrarlo.

Terror y fantasía. Fede Bal y Sofía del Tuffo hacen tándem para derramar sangre en la pantalla. | Gentileza

Brandoni es un hombre solitario y se está investigando una serie de crímenes de imposible solución lógica. Entonces descubre a una joven monja, Caterina (Sofía del Tuffo). Su confusión aumenta cuando ésta se le presenta y confiesa que cree ser la asesina detrás de todos los crímenes.

 

Lorenzo tendrá que investigar y superar sus más profundos temores aferrándose a su fe para llegar a la cruda verdad y resolver los asesinatos imposibles.

La película también cuenta con la presencia Carla Quevedo (Alicia, en la serie “Monzón”), Marcelo Sein y Guido D’Albo.

Según trascendió, el joven artista, que se encuentra trabajando en el “Bailando” junto a Lourdes Sánchez, disfrutó mucho de este nuevo desafío y tuvo que atravesar momentos intensos para lograr ponerse en la piel del detective.

 

Este no es el único proyecto de cine que hizo Federico Bal en el 2018, pues filmó también otra película junto a su padre. “Rumbo al mar” cuenta la historia de Julio Pereyra (75), a quien le diagnostican poco tiempo de vida, por lo que decide emprender una última y épica aventura.

La película es una road movie dirigida por Ignacio Garassino y el elenco se completa con Anita Martínez, Zulma Faiad, Laura Laprida y Daniel Valenzuela. El estreno se planeaba para septiembre de este año, pero se postergó para el verano 2020.

 

“Lo que a mí me gusta es el cine”, dijo Fede categórico cuando, el año pasado, estaba a punto de arrancar el rodaje de “Crímenes imposibles”. De hecho, había decidido no volver a participar en el “Bailando” y dedicarse a tiempo completo al cine y el teatro. Claro que los planes, cambiaron (ver recuadro). Pero en 2018, mientras rodaba este filme, Fede buscaba otra cosa para su vida. 

El hijo de Carmen Barbieri (63) se estaba instalando en su departamento de Belgrano, quería dejar atrás el romance de su ex Laurita Fernández con Nicolás Cabré, cultivar un perfil bajo, lejos de los escándalos mediáticos. Lo decía pensativo, reflexivo. Quería hacer un cambio rotundo, le contó en ese momento a Clarín.

 

-¿Por qué, Federico?

- Lo que a mí me gusta es el cine. Estudié en dos facultades, no terminé en ninguna de las dos, pero fui a trabajar y empecé a hacer producción de cine. Era mi laburo, lo que me gusta hacer. Los escándalos no son el 100% de mi vida, yo soy mucho más que eso. Yo amaba el cine, pero puse ese amor en pausa y me dediqué a otras cosas.

-¿La fama es una adicción?

-Súper.

-¿Por qué?

-Sentís que si no hablaron de vos está mal...

 

-¿Sentiste eso?

-Muchas veces me pasó que si salía a bailar y no medía bien de rating me sentía un poco mal. Después reaccionaba y decía “¿qué estoy pensando”. La adicción también se manifiesta en Twitter, que es terrible, es una cloaca. 

En verdad el año pasado fue una época rara para Bal, un poco más distanciado de la alta exposición mediática que de nuevo tiene ahora en el “Bailando”. De hecho, se dio tiempo para presentar la película que hizo junto a su padre en Tucumán y, en una entrevista que hizo por aquel entonces con La Gaceta, contó sobre “Crímenes imposibles”: “Soy un detective que tuvo un accidente donde murió su familia, tiene problemas para dormir, y trata de resolver crímenes que no son lógicos. De pronto, una monja se adjudica una serie de asesinatos que venía investigando el protagonista. Es un thriller oscuro, psicológico. Es un salto grande para mí, que amo el cine, el hacer dos películas en un año... Estoy muy agradecido”. 

 

Cuando le preguntaron a la actriz Sofía del Tuffo qué le parecía trabajar con un actor que tenía un perfil tan distinto, ella respondió: “No lo conocía. Sí de nombre, pero lo tuve que buscar en internet para ver qué cosas había hecho. Fui al rodaje con mis prejuicios, tal como el espectador entraría a la sala quizá, y terminó siendo una experiencia re piola con él. Terminamos siendo muy buenos compañeros. Venimos de mundos muy diferentes y supimos encontrarnos, hacernos amigos y trabajar mucho juntos. Fue muy lindo tenerlo de compañero”. del Tuffo tiene en su haber un par de filmes anteriores: “Luciferina (la bautizada por el demonio)” e “Interludio”.

Gentileza

“Crímenes imposibles” ya ha participado de algunos de los más reconocidos festivales del cine mundial, entre los que se destacan el Buenos Aires Rojo Sangre, en el cual resultó ganadora del concurso de guiones; el BIFFF (Festival Internacional de Cine fantástico de Bruselas), el Blood Window, Sitges y el Frightfest de Londres. En Cannes fue el crítico Alan Jones, periodista especializado en terror y co-director del Frightfest el que presentó este filme.

 

No le gusta la fama, pero…

Aunque en 2018 juraba que no volvería más al “Bailando”, que estaba soltero y no quería saber nada con novias, y que quería tener un perfil más bajo para su vida, parece que los picos de rating pueden más. Así las cosas, el hijo de Carmen este año volvió al certamen de Tinelli como pareja de Lourdes Sánchez (mujer del productor del programa, Chato Prada).

Fue protagonista de varios apuntes altamente virales, como el beso que se dio con su pareja de baile en el ritmo anterior al de esta semana; se consiguió una novia que ahora es parte del staff del show, Bianca Iovenitti y sigue agitando las aguas de las redes con escandalitos de farándula.  

Esta semana le tocó interpretar con Sanchez una coreografía en la que replicaron un video de Ed Sheeran y fue suceso y puro elogio.