Economía Martes, 30 de octubre de 2018 | Edición impresa

Fecovita inauguró su planta y prueba envases de medio litro

Es la fraccionadora más grande del mundo, con una capacidad para envasar hasta 38.000 litros de vino por hora.

Por Sandra Conte - sconte@losandes.com.ar

Fecovita inauguró la planta de fraccionamiento de vino en tetra más grande del mundo, con capacidad para envasar hasta 38 mil litros de vino por hora y con flexibilidad en los tamaños de fabricación. Las instalaciones contemplan tres líneas de producción, entre las que se encuentran los envases de 750 y 500 cc, con los que ya se están realizando tiradas de prueba, tanto de Bodega Toro como de varietales que elabora la cooperativa, para evaluar la respuesta en el mercado interno. 

La nueva planta de fraccionamiento y el centro de distribución, ubicados en San Martín, demandaron una inversión de U$S 40 millones y dos años de construcción. El proceso está automatizado casi por completo, lo que les permitirá reducir los costos en un 20% respecto a una planta tradicional. Asimismo, Fecovita resultó beneficiaria del Bono Fiscal I, por lo que esperan recuperar unos $ 20 millones para poder pagar impuestos provinciales. 

 

El presidente de la Federación de Cooperativas Vitivinícolas Argentinas, Eduardo Sancho, explicó que con la puesta en marcha de estas instalaciones, podrán destinar la planta ubicada en Gutiérrez sólo a los vinos de media y alta gama, ya que han logrado instalarse como líderes con Bodega Toro. Esta es, de hecho, la primera marca que compran los argentinos y la segunda que se elige en el mundo. 

Desde la entidad resaltaron que entre 45 y 50% de los vinos que se consumen en el país son tetra y consideran que la tendencia va a sostenerse, o incluso seguir creciendo en el mercado externo, y por eso apuntan a ser lo más eficientes posible.

Sancho manifestó que el principal objetivo de la nueva planta no es incrementar la producción -venden unos 18 millones de estos envases por mes-, aunque es probable que crezca un poco, pero sí bajar los costos de elaboración. 

Habrá tres líneas de producción independientes. | Gentileza

Sin embargo, también quieren crecer en los vinos de media y alta gama, cuya elaboración por Fecovita (y las 29 cooperativas asociadas) alcanza los 60 millones de litros al año. En esta línea también están probando cómo son recibidas por los consumidores las presentaciones de 500 y de 750 cc. 

Sancho comentó que esta es la segunda etapa en el mismo predio sobre calle Miguez, que comenzó con el sector dedicado a vinos a granel, en donde ya tienen una capacidad de almacenamiento de 90 millones de litros. La flamante planta de fraccionamiento permite envasar hasta 38 mil litros por hora, de tres variedades en forma simultánea, mientras el depósito en el centro de distribución es el más grande de Sudamérica, con capacidad actual para casi 5 millones de litros, que se ampliará a 10 millones de litros de stock (Fraccionado) cuando se complete un sector contiguo. 

 

Alicia Galante, de Cooperativa Ingeniero Giagnoni, una de los cinco mil productores asociados a Fecovita, comentó que la obra es el producto de muchos años de trabajo y destacó que el hecho de estar integrados los hace fuertes y les permitió concretar un proyecto de esta magnitud en un momento tan difícil. Pero sobre todo, planteó que el crecimiento de la entidad les permite tener asegurada la venta de la producción y seguir manteniéndose en pie.

Por su parte, Abel Ríos, de la Cooperativa San Carlos Sud, se manifestó orgulloso por el logro del emprendimiento y esperanzado ante la posibilidad de incrementar las ventas a través de Fecovita y proyectarse al mundo con sus vinos.

Fecovita

Palabra de autoridades

En el acto de inauguración que se desarrolló ayer estuvieron presentes diversas autoridades municipales, provinciales y nacionales, como también un buen número de asociados de Fecovita. El ministro de Economía Infraestructura y Energía, Martín Kerchner, detalló que la construcción de la planta de fraccionamiento y centro de distribución fue una de las propuestas que se presentó al Bono Fiscal I y que, cuando presenten los últimos papeles, serán beneficiarios de un crédito fiscal de $ 20 millones, lo que implica una pequeño recupero de la inversión. 

La vicegobernadora Laura Montero destacó el modelo de gestión productiva integrada, ya que la incorporación de tecnología puede provocar desempleo, pero en este caso beneficia a los pequeños y medianos productores.

 

Poco crédito para cosecha y acarreo

Eduardo Sancho, presidente de Fecovita, reconoció que les preocupa cómo van a afrontar las tareas de cosecha y el acarreo, con tasas de 60% de interés, cuando el precio del vino no se ha modificado para el productor. Recordó que 30% de los costos de producción corresponden a estas tareas, por lo que están analizando con el Fondo para la Transformación y el Crecimiento, y el Banco Nación cómo financiar estas labores. También manifestó que es probable que se llegue a marzo de 2019 con excedentes.

 

Usarán tecnología automatizada desde la bodega hasta la guarda

La planta fraccionadora inaugurada por Fecovita cuenta con avanzada tecnología automatizada. El proceso de envasado comienza en la bodega, donde se ha incorporado filtración tangencial que incrementa la calidad del vino. Luego se lleva a la planta por cañerías, se realizan los cortes con un sistema de impulsión y se utiliza un sistema de filtración que da garantía de inocuidad y de que no se produjeron contaminaciones cruzadas o con elementos de lavado. 

Marcelo Federici, protesorero de Fecovita, explicó que en el sector de fraccionamiento hay tres llenadoras de tetra, dos de 15 mil unidades de un litro por hora, y un tercera con capacidad de ocho mil unidades/hora que puede envasar en contenedores de 1 litro, 750 y 500 cc. Esto permite llegar hasta 38 mil litros por hora, además de trabajar al mismo tiempo con tres tipos de vino diferentes. Todo el proceso es realizado por máquinas. 

 

Federici detalló que tienen dos robots encargados de la paletización y que esos pallets son colocados en racks penetrables con un carro autónomo, que permite utilizar cada línea o carril con un vino determinado. Tanto la producción de tetra, como la de botellas (que se realiza en Gutiérrez) llegan a este depósito.

En el centro de distribución se conforma la carga con los diversos productos que requiere el cliente y se ha implementado el sistema de carga con ingreso por la parte posterior del camión, aunque cuentan con una playa para carga lateral.