Sociedad Miércoles, 10 de abril de 2019

Adiós al "Capitán Optimista", el pediatra que dedicó hasta su último minuto a los niños

Al médico español le diagnosticaron cáncer pero lejos de rendirse siguió ayudando a los más chicos. Dolor en España por su fallecimiento.

Por Redacción LA

Antonio Javier Cepillo Boluda era un joven pediatra español que falleció de cáncer. Pero dejó su marca, luego de ser apodado "Capitán Optimista", ya que le recetaba a sus pacientes "altas dosis de optimismo".

Durante su tercer año de formación como médico residente en el Hospital Universitario de Albacete se detectó un bulto y luego le confirmaron que era cáncer. De ahí en más comenzó a pregonar esta nueva forma de tratar a los pacientes.

"Cepi", como lo conocían sus amigos más cercanos, se convirtió en un paciente oncológico más tratando de contener la tristeza en una sala de espera de Oncología y, tristemente, no superó la enfermedad.

Un año después de un emotivo acto de despedida a los residentes, en junio de 2017, el pediatra albaceteño se confirmaba como "Capitán Optimista", un reconocimiento nacional recibido por su vocación, valentía, sensibilidad y formación del flautista de Los Guachis (un equipo de pacientes, familiares, personal sanitario y voluntarios que se enfrenta a la adversidad cantando).

En cuatro horas, se lograron más de 5.000 firmas para que el hospital de Albacete pase a llamarse "Hospital Universitario Antonio Cepillo", en honor al fallecido pediatra.

La petición, formulada en la página change.org y recogida por Europa Press, va dirigida al Complejo Hospitalario Universitario de Albacete y busca que el hospital lleve "el nombre de una persona que lo ha dado todo por la medicina, que ha puesto su corazón y su ejemplo para una buena praxis".

Era una constante que "Cepi" jugara a la pelota con los pacientes más pequeños en los pasillos del hospital, algo que le valió la amistad de Andrés Iniesta, quien también lo despidió por redes sociales.