Fincas Sábado, 12 de octubre de 2019 | Edición impresa

Facundo Sícoli: “Con el riego por surco, al menos el 40% del agua se desperdicia”

El experto habló sobre la eficiencia del recurso hídrico y los beneficios que otorga la inyección de fertilizantes en los cultivos. 

Por Juan Manuel Lucero - Especial para Los Andes

Mendoza atraviesa hoy la peor crisis hídrica de los últimos 33 años. En ese contexto, los productores de toda la provincia deben pensar en cómo hacer más eficiente el uso del agua. 

Facundo Sícoli, Ingeniero Agrónomo y representante de la compañía Netafim, se ha especializado en sistemas de riego que permiten la optimización y mejora del rendimiento para el recurso hídrico. Junto a Pablo Riera, asesor de Bioaggil Argentina y especialista en fertilización hortícola, brindan asesoramiento sobre fertirriego a diferentes productores locales.

 

-Cuando hablamos de fertirriego, ¿qué ventajas tiene?

-Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la eficiencia del riego por surco va del 55% al 60%. Por lo menos el 40% del agua se desperdicia. El riego por goteo, en cambio, tiene una eficiencia que va desde el 90% al 95%.

La diferencia redunda en los rendimientos. El beneficio para el productor es a nivel productivo. Se usa menos agua, se usa mejor, se ahorra en costos energéticos y se produce más. 

 

-¿Esto exige conocimientos previos sobre las necesidades del cultivo?

-El sistema se adapta a cada cultivo, a cada tipo de suelo y a cada zona. Se necesita un profesionalismo mayor, pero se devuelve en rendimiento.

-¿Es lo mismo regar con el agua de diferentes partes de la provincia?

-Cuando se diseña el equipo de riego, uno de los factores es el agua con la que se riega. Cada tipo de riego es especial para cada finca. El riego por goteo es un traje a medida, es como ir al sastre. No es lo mismo usar un traje para fiesta que uno para ir a trabajar todos los días. 

 

-¿Cómo se optimiza el uso de los fertilizantes?

-Se brinda lo que le falta al cultivo y se aplica de acuerdo al momento de la planta. En cada etapa, se ve la cantidad y el tipo de fertilizante que se usa. 

Entonces, es importante el tipo de suelo, el tipo de cultivo y el objetivo. Un viñedo de alta gama no requiere lo mismo que uno de alta producción para mosto. La planta recibe la cantidad de agua y de fertilizante que necesita y en el momento que lo requiere.

La tecnología permite hasta el control por celular. El equipo de riego puede ser 100% manual o absolutamente automatizado. 

-¿En qué consiste ese modo de fertilizar?

-Normalmente hay tanques y equipos de fertirriego. En cada momento se elige el fertilizante o la mezcla de fertilizantes y las plantas toman el nutriente de la solución líquida, mientras se les da agua.

 

Proporcionalmente se ahorra hasta un 40%. Es como si una persona comiera todo lo de una semana en un día o si va comiendo día a día. Además, por la tecnología del sistema de riego, no se pierde fertilizante en profundidad y aumenta la rentabilidad.

-Arranca la nueva temporada ¿cómo hay que fertilizar?

-Depende del cultivo. Se usan líneas de fertilizantes bioinicio, con proporción de nitrógeno y fósforo. Se usan proporciones de compuestos, de acuerdo al tipo y al estado del cultivo. Esto ayuda a estimular un desarrollo mayor de raíces. El tipo de riego se hace a medida y la fertilización también. 

-¿Por qué es la época oportuna para hablar de este tema?

-Ahora empieza el ciclo y está todos recién trasplantado. Como a un niño, es importante alimentarlo bien desde chiquitos. En estos momentos se define el potencial de la producción.

 

Charla informativa

El próximo jueves 17 de octubre de 2019, en Finca Giten de Montecaseros, San Martín, los especialistas mostrarán la aplicación práctica de estas tecnologías en una propiedad local. 

Para más información sobre el evento, se puede acceder a las páginas de Facebook de Netafim y Bioaggil Argentina.

Perfil

Nombre y Apellido: Facundo Sícoli.

Profesión: Ingeniero agrónomo y trabajador de la empresa Netafim.

Es especialista en sistemas de riego que permiten una mejora del rendimiento del recurso hídrico y contribuyen al desarrollo de los cultivos a través de la inyección de fertilizantes a través del agua.