Economía Jueves, 3 de octubre de 2019 | Edición impresa

Fabricantes de pastas se unieron y su objetivo es exportar

La demanda cayó con fuerza a causa de la recesión. Los empresarios crearon una cámara que les facilitará la llegada a nuevos mercados.

Por Sandra Conte - sconte@losandes.com.ar

Los fabricantes de pastas frescas, al igual que otros actores de la economía local, enfrenta un escenario adverso de suba de costos y caída del consumo, pero además, debe subsistir a la tendencia de dejar de consumir harinas. Ante esta situación, los empresarios decidieron crear una Cámara, que entre sus objetivos incluirá facilitar el acceso a canales de venta no tradicionales y abrir las puertas al mercado externo.

La búsqueda de nuevos consumidores es una prioridad en todo el país. Hace días Mendoza fue sede del Primer Congreso Nacional de Fabricantes de Pastas Frescas, organizado por la Federación de Entidades Fabricantes de Pastas Frescas de la República Argentina (Fefapaf). Durante el evento, el presidente del organismo, Aldo Ferreyra, describió un contexto delicado que obliga a expandir las fronteras del negocio.

José Gutiérrez / Los Andes

Ferreyra señaló que los precios de la harina, los plásticos y los cartones han seguido la evolución del dólar, con la reciente devaluación de más del 30%; a lo que se suman la presión fiscal y el aumento en las tarifas. “Esto provoca que ninguna empresa esté en condiciones de invertir en tecnología”, apuntó.

 

En cambio sí consideró que el uso de harinas integrales y la búsqueda de nuevos nichos ofrecen oportunidades, como también la exportación. Sobre esto último, comentó que hay dos firmas nacionales que están exportando pastas a Chile, Paraguay y Brasil. “La idea es trabajar para que se sigan abriendo nuevos mercados”, enfatizó. 

Es que si bien reconoció que hay cuestiones logísticas a resolver, como el costo de usar contenedores refrigerados -por lo que se debe apuntar a la escala-, también indicó que ingresar a ciertos países podría significar un gran incremento en la demanda.

Alternativas. Las empresas buscan adaptarse a las nuevas tendencias de consumo | José Gutiérrez / Los Andes

Con la creación de la nueva cámara, los fabricantes de Mendoza buscarán aprovechar las oportunidades que ofrecen los nuevos mercados. 

La cámara mendocina

Los fabricantes locales se reunieron hace unos días y crearon la Cámara Mendocina de Pastas Frescas, para trabajar en conjunto con el objetivo de sostenerse, buscar nuevos nichos y canales de venta, y ofrecer alternativas, como harinas sin TACC o integrales. 

Gabriel Careddu, de pastas La Familia y vicepresidente de la nueva entidad, indicó que han sufrido una caída en sus ventas de entre el 5 y 10% durante este año. La creación de la Cámara apunta a que el sector siga creciendo. 

José Gutiérrez / Los Andes

En este sentido, el presidente de la entidad, Ricardo Ruiz, de Imperio, destacó que la pasta es una industria familiar y que la mayoría de las fábricas más renombradas de Mendoza fueron fundadas por los abuelos y bisabuelos de los actuales dueños. Para él, la unión entre todos es importante para capacitarse, conocer nuevas tecnologías y difundir que la pasta es un excelente alimento. 

 

Por su parte, Carlos Castrillejo, de La Bolognesa, indicó que también les juega en contra el mito de que las pastas son para el invierno, lo que provoca que en los días calurosos muchos prefieran comer otras comidas. Sin embargo, resaltó que el sector se va adaptando a las tendencias y, pese a estar complicado debido a los incrementos recientes de precios, busca la vuelta para salir adelante. 

Luis Vidal, otro de los integrantes de la Cámara, remarcó que el servicio de flete tiene alta incidencia sobre el costo final de sus productos, dado que Mendoza está alejada de los lugares en los que se produce la harina. Además, por la situación económica hay gente que se inclina por las pastas secas en lugar de las frescas. Pese a eso, las fábricas tienen que mantener los estándares de calidad. 

De ahí que los fabricantes hayan empezado a salir a ofrecer sus productos a los restaurantes. Vidal señaló que ahora algunos negocios de comidas optan por comprar pastas por una cuestión de costos y calidad. 

José Gutiérrez / Los Andes

Nelly María Pascucci, una de las dueñas de la empresa que lleva su apellido, planteó que lo más complicado es que no pueden trasladar los incrementos en la materia prima al consumidor, para no afectar tanto el bolsillo de la gente. Tampoco es una opción comprar insumos de menor calidad.

Si bien coincidió en el factor estacional, que genera que algunas personas prefieran preparar un asado en los días de sol y calor, también señaló que hay familias que tienen la tradición de comer pastas el domingo. En cuanto a las nuevas generaciones y su búsqueda de alternativas saludables, indicó que ellos no utilizan conservantes ni aditivos, y tienen un área de elaboración a la vista, por lo que responden a esa demanda. 

 

Por otra parte, comentó que el envío a domicilio les ha permitido captar nuevos clientes, como también trabajar con empresas de delivery. Asimismo, utilizan las redes sociales y recurren a la publicidad para posicionarse. 

La Cámara Mendocina de Pastas Frescas está integrada por representantes de distintas empresas, como Pasta La Familia, La Bolognesa, Luigi, Marotto, Pascucci, Quiero Más, Familia El Olmo, San Genaro, Imperio, La Cuyanita y Al buen raviol.