Espectáculos Sup. Cultura Sábado, 15 de febrero de 2020 | Edición impresa

Evolución

Por María Cristina Domínguez Dini

Érase un planeta, hace tiempo, sin ti, sin mí, sin nadie.

Éranse un cielo y una tierra, sin habitantes, ni interrogantes.

Éramos energía, vagando sin cuerpo visible y sin destino.

Pasaron algunos millones de años, sin tí, sin mí, sin nadie.  

Y todo el ambiente se modificó y las transformaciones fueron más y más intensas.

Se amplió el horizonte, se interconectó su engranaje y como una maquinaria empezó a funcionar.

La diversidad de la naturaleza me fagocitó en la aventura de vivir.

Hoy sigo boyando sin rumbo, reciclando existencias en este espectáculo sin tí y sin mí.