Economía Sábado, 23 de mayo de 2020 | Edición impresa

Estar “conectados” le demanda a una familia más de 6.000 pesos mensuales

Internet, televisión por cable, streaming y telefonía celular son los ítems que componen la “canasta de tecnología” y que ahora se volvieron

Por Bárbara Del Pópolo - bdelpopolo@losandes.com.ar

Los servicios de internet, telefonía móvil, transmisión de contenidos vía streaming, y la televisión por cable o satélite, no son básicos, pero si antes de la cuarentena ya estaban asociados a las rutina de trabajo y estudio en muchos hogares, durante esta, su importancia, y su peso sobre la economía familiar se incrementó en gran medida. En la actualidad, una familia necesita más de $ 6.000 para cubrir tres de los componentes esenciales de “la canasta de tecnología”. 

Dentro de la medición del Índice de Precios al Consumidor (IPC), esto servicios están enmarcados en el rubro “transporte y comunicaciones, que muestra un incremento del 63,8% en relación a abril del año pasado, según los informes de la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas de Mendoza (DEIE), siendo el de mayor incremento en la comparación interanual.

 

El rubro también, que incluye los aumentos en combustibles, tiene un impacto menor al de otros componentes de la Canasta Básica  (de 0,5 puntos de inflación de abril, 0,1 tuvieron que ver con transporte y comunicaciones), pero las subas del último mes no pasaron desapercibidas, ya que con los congelamientos en los precios, y la demanda casi cero en otros rubros (en indumentaria, y otros artículos por ejemplo), fue uno de los pocos que mostró movimientos, con un incremento del 1,7%. 

El precio de la conexión

Para realizar el cálculo se consideró la telefonía móvil, y si consideramos una familia tipo, de cuatro integrantes, en la que todos ellos tienen un plan activo, habría que considerar al menos $ 3.160 ($7 90 mes por cada plan de 1 o 2 Gb). Si se adquieren servicios más completos y con un pack de datos mayor, hay que calcular un mínimo de $ 1.300 por mes, y hasta $ 3.249 por 18 Gb, sin promociones de descuento). 

 

En tanto que, tener internet wifi en el hogar puede significar un costo mínimo de $ 1.110, y dependiendo de la zona no pueden conseguirse planes que cuesten menos de $ 1.699, a los que hay que agregarles el costo de conexión si se trata de un servicio nuevo que tiene un costo de $3.999 (que se paga por única vez). 

Finalmente, planes de televisión por cable, o satelitales, tienen costos que rondan los $1.200 por mes, aunque algunas compañías ofrecen combos que incluyen la conexión a internet, y en ese caso el valor de ambos servicios es de $ 2.500 en adelante.

 

Así, si se consideran telefonía móvil, internet y televisión por cable o satélite por separado, el costo de los tres ítems sería de $ 6.049. Al sumar algunos de ellos, se puede acceder a la telefonía móvil y un combo por $ 5.660, siempre tomando como referencia una familia en la que cuatro integrantes pagan un plan de telefonía móvil. 

En caso de que, debido a la pandemia, se haya considerado instalar una conexión nueva, habrá que sumar también el costo de la instalación, y en este caso, el mes en que se tome la decisión el costo total ascenderá a $ 10.000 o a $ 7.649, si el costo de la instalación se prorrateara en tres cuotas con interés, según informaron desde una de las empresas proveedoras con mayor cobertura en la provincia.

 

Sigue creciendo el consumo de internet

El aislamiento de una gran mayoría de la población generó una mayor exigencia en la infraestructura y las redes de los proveedores de servicios de internet del país, que de acuerdo con la Cámara Argentina de Internet (Cabase), superó los 780 Gbps en marzo y abril, es decir 35% más con respecto a la media de febrero.

Con el teletrabajo y las clases virtuales adoptadas masivamente como respuesta a la cuarentena, combinadas con el exponencial crecimiento del consumo de películas, series, juegos y otros contenidos de entretenimiento con calidad de video que demandan gran ancho de banda, la pandemia puso a prueba la infraestructura de las redes en todo el mundo, y Argentina no ha sido la excepción. 

 

Por otro lado, según un informe de la consultora Business Bureau, el 80% de los hogares con internet de Argentina utilizaba proveedores de video on line para consumir series y películas (hacia mediados de 2019). Netflix, una de las plataformas de contenidos audiovisuales vía streming más populares del mundo, es una de las principales responsables de que esto ocurriera, y se sabe que durante la pandemia, el consumo se intensificó tanto que esta empresa sumó 16 millones de nuevos usuarios en todo el mundo. 

La empresa tiene tarifas que van de $ 200 para el servicio básico, a $ 450 para el “Plan Premium”, mas el 8% sobre el precio de la tarifa, correspondiente al Impuesto País. 

 

Adicionalmente, la música también se escucha en una plataforma con conexión a internet y el proveedor más famoso de este servicio es Spotify, con un costo mensual de $ 139 a $ 239 si se contrata el plan familiar (sin anuncios y con la posibilidad de descargar canciones para escucharlas sin acceso a internet). También se deberá considerar un 8% extra para pagar el impuesto a los servicios del exterior. 

Cabe recordar que el  19 de mayo, el Gobierno Nacional, anunció que quedaron congeladas hasta el 31 de agosto las tarifas de telefonía móvil y fija, internet y televisión paga, en el marco de la crisis provocada por la pandemia.