Opinión Lunes, 27 de mayo de 2019 | Edición impresa

Estacionamientos subterráneos: una iniciativa valiente y progresista - Por Jorge O. Sosa

La iniciativa apunta a disminuir la cantidad de vehículos que ingresan al microcentro.

Por Jorge Osvaldo Sosa - Ingeniero y Diputado Provincial-UCR

Todos los que necesitan circular en vehículos por la ciudad de Mendoza, ya sea residentes, o los que ingresan de otros departamentos y turistas, se encuentran con la congestión de tránsito que ello produce sobre todo en horas pico y la dificultad que ocasiona encontrar y maniobrar para estacionar. Es indispensable tomar medidas para desalentar la concentración vehicular y aumentar la oferta de estacionamiento permanente.

Con el objeto de encontrar soluciones a este problema es que la Municipalidad de Capital ha tenido una iniciativa innovadora para los mendocinos que es la de construir un centro de estacionamiento subterráneo de uso público, cuyo pliego licitatorio ha sido publicado ya en la página Web municipal.

Del estudio del pliego surgen las características del emprendimiento que creo oportuno describir brevemente para poder ponderar las bondades del mismo resumidos en cuatro aspectos.

La modalidad de contratación es la de concesión de obra pública. Esto permite a la administración abrir el juego a que inversores privados hagan la obra a su cargo y que en el plazo determinado, hasta 50 años en este caso, puedan cobrar los servicios que allí se presten. Además el concesionario deberá hacerse cargo del pago de un canon mensual y un 5% de los ingresos. Pasado este período el emprendimiento quedará a disposición de la Municipalidad.

Esto implica que la Comuna no necesitará recursos propios para la construcción y además se generarán ingresos presupuestarios genuinos.

El lugar deberá ser propuesto por el oferente en la periferia del microcentro de la Ciudad y cercano a los troncales de transporte público, lo que evidencia la intención de disminuir la cantidad de vehículos que ingresen a él. Se delimita en el pliego un área de exclusión. Esto es de gran importancia desde lo ambiental para mitigar las contaminaciones del aire y sonora y conseguir así un ambiente urbano más amigable donde prevalezca la circulación de personas. Es de esperar además la disminución de los accidentes viales y que se adquiera la conducta ciudadana de usar el servicio público de pasajeros.

Los usos admitidos serán el estacionamiento de automóviles, motocicletas y bicicletas, con módulos especiales para vehículos de personas con capacidad reducida. Además podrán instalarse servicios complementarios como gomería, lavadero, mecánica ligera, cerrajería y otros. 

El oferente deberá presentar la propuesta comercial donde constará su análisis de mercado, cantidad de plazas y la tasa de ocupación esperada. Además deberá confeccionar el anteproyecto técnico con planimetría del área afectada. Se hará hincapié especialmente en la conservación del arbolado existente y del entorno en general.

Las tarifas a pagar por los usuarios deberán ser detalladas en la propuesta y aprobadas por el municipio.

Esta es una iniciativa valiente y progresista de la Municipalidad en la que se conjugan la búsqueda de soluciones concretas a los problemas del tránsito de la Ciudad, incorpora la oferta de servicios, involucra la participación de técnicos y empresarios privados, además de generar actividad económica y fuentes de trabajo tanto en la construcción como en la futura actividad del emprendimiento.