+ Deportes Miércoles, 14 de agosto de 2019

Está condenado por el asesinato de su novia y un club quiere contratarlo

El ex arquero del Flamengo, Bruno Fernandes, es pretendido por una institución de la tercera división del fútbol brasileño.

Por Redacción LA

Poços de Caldas FC contratará al arquero Bruno Fernandes, condenado en 2013 por ordenar el homicidio de su amante, afirmó la noche del martes a Globoesporte el presidente del club brasileño de tercera división de Minas Gerais (sureste).

Paulo César da Silva, dirigente de la oncena, aseguró que Bruno, que defendía los colores de Flamengo cuando fue detenido por el caso, debe firmar el contrato y ser presentado oficialmente en la próxima semana.

Bruno fue preso de forma preventiva en 2010 y condenado tres años después por el homicidio de Eliza Samudio, una joven modelo con quien tuvo un hijo que él se negaba a reconocer. El portero también fue sentenciado por secuestro del bebé, tras el asesinato de la madre.

 

El caso estremeció a Brasil. En 2010, Samudio, de 25 años, fue asesinada y su cuerpo, desmembrado, fue arrojado a los perros por los autores materiales del crimen. El cadáver nunca fue hallado. En total, el excapitán de Flamengo fue sentenciado a 20 años y nueve meses de prisión.

 

En 2017, el portero fue liberado por decisión judicial provisional debido a demoras en su proceso, y un club local lo invitó para disputar el Campeonato Mineiro. Pero dos meses después volvió a la cárcel cuando la medida judicial fue revocada.

 

En julio de este año, Bruno, de 34 años, entró al régimen semiabierto y se radicó con su actual esposa en Varginha, ciudad de Minas Gerais, a 480 kilómetros de la capital.

Para entrenar y actuar con el Poço de Caldas FC, de la ciudad homónima a 160 kilómetros de su residencia, Bruno necesitará una autorización judicial, de acuerdo con las condiciones de su régimen actual.