Sociedad Viernes, 18 de octubre de 2019

Esquilaron 3.500 ovejas por el calor, pero la temperatura bajó y murieron de hipotermia

En Curuzú Cuatía, Corrientes, el termómetro marcaba 40 grados pero un frente frío y lluvias causaron la muerte de los ejemplares.

Por Redacción LA

Unas 3.500  ovejas murieron en Curuzú Cuatiá a causa de hipotermia por un brusco descenso de la temperatura. El termómetro pasó de marcar 40° a tan solo 10 grados centígrados en pocas horas.

 

Los productores esquilaron los animales debido a las altas temperaturas que se registraron entre miércoles y viernes, pero horas después se registró la entrada de un frente frío que hizo que descienda la temperatura hasta los 10 grados.

El suceso fue confirmado por el secretario de Ganadería y Agricultura, Manuel García Olano. “El fin de semana, con el brusco cambio climático murieron unas 3.500 ovejas”, expreso al diario El Litoral.

 

El lamentable hecho se registró en tres establecimientos de medianos y grandes productores. García Olano aseguró que se comunicó con la Nación. "Incluso ya me comuniqué con el subsecretario de Ganadería de la Nación para avisarle esto”, dijo.

Curuzú Cuatía. Ovejas fallecidas por hipotermia. | Gentileza - El Litoral

En relación al nivel de daños el funcionario comentó que “además de la cantidad de lanares muertos, ocurrió en cabañas muy tradicionales de Curuzú, con muchos años de inversión en genética de los animales, de una muy alta calidad y valor”.

 

El daño causado por la naturaleza es tan grande que la recuperación de los productores podría llevar de dos a tres años, ya que los animales fallecidos tenían una gran calidad genética de 30 o 40 años.

 

Por este motivo aseguró que “ahora los productores están abocados a tomar las medidas para que esto no se agrave. A proteger a los corderos que tienen un mes de vida, que si bien no fueron esquilados, requieren alimentación y ser preservados del clima”

En pocas horas fallecieron por un brusco cambio climático. | Gentileza - El Litoral

En cuanto a la ayuda que podrían recibir los afectados, dijo que “evaluaremos las herramientas para que los productores puedan empezar a recomponer lo perdido, que son fundamentalmente líneas de financiamiento para compra de alimento balanceado, fardo, recuperación de stock”.