+ Deportes Jueves, 29 de noviembre de 2018

Escándalo en el Torneo Nacional de Fútbol Femenino: jugadoras hacinadas e intoxicadas

El vicepresidente de la Liga platense pidió la suspensión por las condiciones de alojamiento que le dio la Liga Mendocina.

Por Redacción LA

En Mendoza se está llevando a cabo el Torneo Nacional de Fútbol Femenino donde participan las mejores seleccines del país, pero lamentablemente esta fiesta se vio empañana por la desidia con la que se manejó la Liga Mendocina de Fútbol, organizadora del evento.

Es que algunos de los seleccionados que llegaron a Mendoza tuvieron que vivir situaciones que son más que repudiables: jugadoras hacinadas, intoxicadas e internadas por deshidratación. Esto llevó a las autoridades de la Liga Platense de Fútbol a pedir la suspensión del torneo por las malas condiciones del alojamiento, donde no contaban con agua corriente, entre otras comodidades.

Eduardo Castagnani, Vicepresidente de la Liga Femenina Platense, habló conel programa LTA de Radio Jornada y aseguró que se quedó con una muy mala imagen del presidente de la liga: "Me llevo una mala imagen de la dirigencia del fútbol de Mendoza, desde que llegue no hemos visto al presidente de la Liga Mendocina de Fútbol. Me tuve que manejar directamente con Paola Soto, del Consejo Federal, porque Mendoza no se hace responsable", disparó.

Castagnani también afirmó que desde marzo se sabía que este torneo se iba a disputar en Mendoza y que no tuvieron precaución: "El torneo de un principio no tuvo la difusión que el torneo meritaba, desde marzo sabían de esto y esta muy mal organizado".

El vice de la Liga Platense afirmó que María Suraci, hija del presidente de la Liga y responsable de la organización del torneo, fue la única que dio la cara: "María Suraci siempre estuvo presente y nos pidió disculpas por lo que pasó, pero las condiciones que nos dieron son lamentables. Es increíble que sea un torneo que congrega a las 9 mejores selecciones y no hayan previsto las cosas mínimas que se necesitaban".

Dentro de las cosas con las que se encontró Castagnani y otras delegaciones fue la siguiente: "Nos encontramos con colchonetas para dormir, no había agua en los baños, las instalaciones eran lamentables. Varias delegaciones tuvieron chicas con intoxicación por la comida que nos dieron, que ni cubiertos teníamos. Toda la organización es lamentable, no puede ser que no haya camilla en la cancha de Godoy Cruz para retirar a la jugadora del campo".

Con respecto al estado de salud de las jugadores que fueron internadas por deshidratación, Castagnani aseguró que evolucionan favorablemente: "Por suerte las chicas están evolucionando, de a poco han empezado a comer. Ahora hemos llevado a que analicen la comida y vean si ha sido por eso", cerró.