Sociedad Viernes, 22 de marzo de 2019

¿La pornografía es la culpable de la disfunción eréctil en los jóvenes?

El sexólogo y psicólogo Germán Gregorio Morassutti explica cómo influyen este tipo de películas a la hora de tener relaciones sexuales.

Por Redacción LA

Un estudio científico realizado por la organización The Reward Foundation del Reino Unido reveló que el fácil acceso a la pornografía habría provocado un aumento en los casos de disfunción eréctil en hombres jóvenes.

En diálogo con Los Andes, el sexólogo y psicólogo Germán Gregorio Morassutti afirmó que en actualidad existen muchas consultas respecto de este tema y explicó como están relacionadas las dos cosas.

 

De acuerdo al estudio, estadísticamente afecta de 20 a 30 millones de hombres de los cuales solamente el 18% consulta a un médico y se cree que entre el 14% y el 35% de los jóvenes la experimentan.

"Hasta 2002, la incidencia de hombres menores de 40 años con DE fue de alrededor del 2-3%. Desde 2008, cuando el porno de alta definición y transmisión gratuita llegó a ser tan fácilmente accesible, el porcentaje aumentó sin descanso", sostuvieron desde The Reward Foundation.

 

Desde la intimidad de sus hogares, los espectadores se acostumbran a tener el control de su propia experiencia sexual y cuando se enfrentan a una relación sexual la posibilidad de no cumplir con lo visto en la web se convierte en un problema.

“En realidad la erección es algo involuntario, muy simple y se complejiza cuando la persona la empieza a pensar demasiado”, dijo el licenciado Morassutti.

Según explicó el experto, cuando la persona empieza a pensar, a comparar o le pone mucha expectativa al acto sexual es posible que ocurra la disfunción eréctil.

“Muy pocas personas conocen o reciben información sobre la sexualidad y muchas veces recurren a la pornografía para sacarse las dudas. Pero las películas son eso, una película, una fantasía”, dijo.

En cuanto a este punto, Morassutti explicó que el contenido de los films pornográficos es totalmente irreal ya que son escenas interpretadas por actores en base a un guion.

Querer tener una vida sexual como un actor porno es lo mismo que tratar de vivir un día como si fueras el Hombre Araña”, expuso el sexólogo.

Es por esta razón que este tipo de películas no deben ser tomadas como ejemplo ya que las excesivas expectativas producirán un estado de ansiedad que puede derivar en disfunción eréctil. “Hay que tratar de pensar los menos posible”, concluyó.