Sociedad Lunes, 16 de diciembre de 2019 | Edición impresa

Enzo Vendemmia, el diseñador de los bastones del gobernador

El gemólogo y empresario de la firma que lleva su nombre le ha dado vida a estas piezas desde 2010.

Por Carla Romanello - cromanello@losandes.com.ar

Sostenido con firmeza, traspasado con emoción y conservado con orgullo. El bastón de mando del gobernador es mucho más que un simple objeto decorativo, es un símbolo de la democracia y del poder que se deriva del pueblo.

Para Enzo Vendemmia (55) diseñarlo y darle vida desde hace casi 10 años representa una enorme satisfacción y responsabilidad. Hijo de Vicente Vendemmia, creador de la joyería que porta el apellido familiar, lleva adelante el negocio junto a sus hermanas María Eugenia y María Victoria. 

Ignacio Blanco / Los Andes

El pasado lunes, durante la asunción del nuevo gobernador Rodolfo Suárez, pudo presenciar cómo éste recibió su creación de manos de Alfredo Cornejo en un instante de altísima emotividad. “Me llena de emoción ver que ese símbolo nos sigue influyendo como humanos, como gobernantes y como ciudadanos”, destacó el gemólogo (se especializó en piedras preciosas) desde el taller donde se le dio vida a esta pieza tan particular.

 

Fue en 2010 cuando Enzo recibió el llamado del equipo de protocolo del gobierno de Celso Jaque para pedirle que confeccionara el bastón de mando que recibiría Francisco Paco Pérez. “Me dijeron que tenía que tener 90 centímetros de largo, un mango, un regatón y el escudo de la provincia”, recordó. En ese momento él se imaginó un diseño clásico inspirado en las columnas griegas con sus anillos. “Hice los primeros dibujos del que partió el diseño y con el joyero Carlos Calluso fuimos interactuando para darle vida”, contó.

Ignacio Blanco / Los Andes

A partir de entonces cada cuatro años le vuelve a llegar la solicitud por parte de los gobernadores salientes: Pérez se lo encargó para Cornejo y Cornejo para Suárez. “Lo que siempre me han pedido es que sean exactamente iguales, que no cambie el diseño”, comentó. De todas formas, dando rienda suelta a su propia inquietud como creador, ha solicitado modificarles algunos detalles. “Con autorización fui variando el color de la madera (el de Pérez era oscuro y el de Cornejo era clarito) y el del oro (los anteriores eran con oro amarillo y ahora es rosa). Además el de Suárez tiene una argolla más de oro”, precisó a la vez que reconoció que son detalles que solo él tiende a notar. El gemólogo comentó que con el bastón incluye la caja donde se conservará. “Generalmente es de madera y quería innovar y hacerla de vidrio, pero tanto cambio no les pareció”, deslizó.

Pieza por pieza

El bastón de mando que creó para Suárez está compuesto por madera de viraró, alrededor de 200 gramos de plata y 15 gramos de oro. Se trata de una pieza que tiene un costo aproximado de $250.000 de los que se hizo cargo el gobierno de la provincia.

Confeccionarlo llevó un mes y medio, ya que al trabajo de Vendemmia y Calluso, se le agregó también el del carpintero Juan Aveni. 

 

“Primero tenés que ir creando todas las piezas una por una y luego armarlo como si fuera un rompecabezas”, detalló el experto. Esta labor se hace manualmente utilizando la ayuda de algunas máquinas como laminadoras, sierras, entre otras.  Una de las piezas más interesantes para elaborar es el escudo de la provincia que se realiza utilizando un cuño, que tiene la medalla impresa en negativo. “Se coloca la placa de oro o de plata y queda impecable”, destacó.

Ignacio Blanco / Los Andes

La famosa corona de la reina

El bastón de mando no es el único símbolo provincial que lleva el sello de Vendemmia, ya que en el año 1995, Enzo diseñó y donó la corona para la Reina Nacional de la Vendimia que se utiliza hasta la actualidad. “La corona simboliza nuestra historia como pueblo trabajador aunque en su momento no me daba cuenta de la dimensión que tenía”, reconoció. De hecho contó que tras haberla donado muchos mendocinos estaban tan agradecidos que le llevaron regalos a su joyería. 

En ese momento también confeccionó el bastón de la reina con un palo de cepa y un broche para la capa, que en determinado momento se rompió y no se reemplazó. 

En 2013 su nombre junto con la corona resonaron fuertemente tras el robo de la pieza de su joyería. Tanto revuelo se armó por esos días que la corona volvió a aparecer, no así los otros objetos que le sustrajeron del negocio durante el atraco. 

Ignacio Blanco / Los Andes

Él además ha tenido a su cargo la corona de Capital, la de otros departamentos, así como las réplicas que utilizan las soberanas en la mayoría de los actos.

 

Pero su impacto en la cultura de Mendoza no queda ahí, ya que hace unas décadas -no recuerda exactamente la fecha- también le tocó confeccionar el reloj de sol para Eureka, el ex Parque de la Ciencia, que se ubicaba en el Parque General San Martín. “Me copé con la idea e hicimos una estructura de 8 metros, pero no fue espectacular, nos faltó información técnica”, deslizó.

Enzo Vendemmia (55) se hizo cargo de la joyería Vendemmia Joyero tras el fallecimiento de su papá Vicente en 1993, a la que luego se le sumaron sus dos hermanas María Eugenia y María Victoria. 

“Lo que nosotros vendemos son de alguna u otra forma lo mismo que el bastón y la corona. Son objetos que simbolizan emociones y la permanencia como no lo hacen otras cosas”, expuso. 

A su vez adelantó que al trabajo manual habitual que hacen en el taller están pensando en incorporarle tecnología. “Con una impresora 3D podés hacer un modelo de cera para crear lo que a la gente se le ocurra, así es que tenemos esa idea en mente”.
 

De la joyería a la animación

Con un apellido fundamentalmente ligado a la joyería, Enzo está vinculado con el mundo de la animación. Es el creador de la primera escuela de dibujos animados de la provincia, la Escuela de Animaciones y Artes Digitales de Mendoza (ESCAAD).

En 2002 se fue a vivir a Barcelona donde aprendió sobre la creación de dibujos animados y cuando volvió se propuso difundir todo su aprendizaje en la institución educativa.