Economía Lunes, 20 de enero de 2020

En noviembre se redujo el porcentaje de despidos sin causa en la provincia

El mismo mes de 2015 alcanzaban el 25,8% de todas las bajas y en 2019, el 13%. Sostienen que se debe a que las bajas se produjeron antes

Por Sandra Conte - sconte@losandes.com.ar

Del total de despidos que hubo en la provincia en noviembre del año pasado, 13% fueron sin causa. Es decir, se pueden atribuir a una reducción de la planta de personal de las empresas. El porcentaje resulta llamativo por la situación de crisis y también porque en noviembre de 2015 las bajas sin causa alcanzaban el 25,8%. Economistas lo atribuyen a que los empresarios se adelantaron a posibles medidas nacionales, como la doble indemnización. 

El Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación realiza periódicamente la Encuesta de Indicadores Laborales (EIL) que permite conocer mes a mes la evolución del empleo registrado del sector privado en los principales centros urbanos del país.

Entre otros aspectos, mide las altas y bajas, y sus motivos y modalidades. Así, para el caso de las bajas, se diferencia el porcentaje de despidos sin causa, con causa justa, por finalización de un contrato por tiempo determinado, por renuncia, por jubilación, etc. El relevamiento muestra entonces que sólo 13% fueron sin causa en noviembre, versus el 25,8% del mismo mes de 2015. Pero también arroja que en agosto de 2019 las desvinculaciones sin motivo llegaron al 23,2%

 

El economista Carlos Rodríguez comentó que se esperaba que muchas empresas despidieran empleados de modo preventivo, antes de que se aplicaran medidas de restricción, como la doble indemnización. Pero además, planteó que las organizaciones se han ido quedando con el personal que les resulta indispensable y que también influye el hecho de que capacitar a una persona es costoso porque toma varios meses. 

Como se anticipaba que Alberto Fernández podía implementar medidas para conservar los puestos de trabajo, las bajas se hicieron de forma anticipada, como también se produjo un aumento de precios antes de que asumiera, porque se avizoraba algún control o congelamiento de ciertos valores, explicó Rodríguez.

En cuanto a la evolución del empleo en los próximos meses, manifestó que hasta ahora se han anunciado e implementado una serie de medidas pero que no constituyen un plan orgánico. Por lo que el “gran interrogante” es qué ocurrirá el día 181, es decir, cuando terminen los seis meses de acciones para la emergencia.

 

Para Daniel Garro, economista de Value International Group, la explicación de esto es bastante sencilla: con el resultado de las PASO, en agosto, ya se podía anticipar cuál iba a ser el perfil de la nueva gestión nacional. De ahí que ese mes el porcentaje de despidos sin causa haya sido más alto (23,2%) que en noviembre (13%). En cambio, en 2015, Daniel Scioli ganó las primarias pero Mauricio Macri se impuso en las generales, por lo que las bajas sin motivo representaron el 10,3% del total en agosto y de 25,8% en noviembre.

También consideró que el año pasado, después de las PASO, hubo empresarios que decidieron reducir sus plantas de personal antes de que se fijara un congelamiento o la doble indemnización. Y añadió que el número de despidos va a disminuir en los próximos meses por esta razón, pero que, como la economía va a seguir complicada, es probable que aguanten y esperen al “día después”, con lo que el gobierno nacional puede tener que extender la medida, a riesgo de que las firmas quiebren.

 

Según datos del Indec, la desocupación en la provincia trepó, en el tercer trimestre de 2019, a 8,6%, cuando en el mismo período de 2018 era de 6,4%. Esto implica que se pasó de 30.687 personas buscando trabajo a 42 mil. Por otra parte, el porcentaje de personas que están ocupadas pero buscan una segunda fuente ingresos pasó de 21,9% a 22,3% (casi 4 mil personas más).

Sin embargo, el dato más preocupante es que no sólo creció el desempleo -es decir, la cantidad de personas que buscan trabajo y no lo consiguen-, sino que también se incrementó el número de mendocinos que perdieron su fuente de trabajo. En el tercer trimestre de 2018, en comparación con el mismo momento de 2018, se destruyeron 1.938 puestos, ya que la tasa de empleo cayó de 44,1% a 43,9%.