+ Deportes Opinión Lunes, 15 de abril de 2019 | Edición impresa

En juveniles la Argentina volvió a ser la Argentina - Por Leandro Aguilera

Los seleccionados formativos de la AFA lograron los objetivos planteados, bajo la dirección técnica de hombres que tuvieron a José Pekerman

Por Leandro Aguilera - Especial para Más Deportes

Nuestro país volvió a tener sus juveniles como protagonistas en el fútbol sudamericano y mundial. El Sub 20 clasificado a la Copa del Mundo de Polonia, el Sub 17 también, luego de demostrar su superioridad ante los países que disputaron el torneo Sudamericano en Perú para llegar a la competencia más importante de su categoría y el Sub 15 campeón en la Copa Internacional Vlatko Markovic ganándole a México 3 a 1 y recibiendo premio para sus futbolistas (fair play, mejor arquero Santiago Torres y mejor jugador Tomás Porra, ambos jugadores de San Lorenzo de Almagro). En fin, el título es anecdótico porque lo más importante es que todas las categorías volvieron a estar en las primeras planas del deporte en nuestro continente con el deseo de volver a ese lugar de excelencia a nivel mundial con una premisa: el buen comportamiento basado en la educación. 

Este proceso que comenzó hace varios años me hace acordar mucho al que tuvo nuestra selección en la década del 90, con José Néstor Pekerman. El entrenador forjó grupos con el buen comportamiento de los chicos dentro y fuera del terre
Leandro no de juego como bandera principal. En las citaciones, de manera permanente, buscó educar a los juveniles para que entiendan la competitiviad desde la honestidad ante el equipo que enfrenten y todo el tiempo, en lo deportivo, que el juego sea limpio. Así la Argentina tuvo grupos inolvidables en las sub – 20 con Copas del Mundo ganadas y recordadas, por la calidad de jugadores, como por la hidalguía de sus integrantes. La 95 y 97  fueron dos camadas de hombres que, desde muy pequeños, les enseñaron lo que era vestir la camiseta de su país y como debían defenderla.

Este presente del fútbol juvenil nacional, con entrenadores como Aimar, Placente (que fueron formados por Pekerman), Fernando Batista que tiene trayectoria en las divisiones menores, entre otros, es en parte, el volver a las fuentes que nuestro fútbol tuvo en la década del 90. Con buenos valores, los adolescentes no sólo aprenden el cómo deben comportarse en el juego, también en la convivencia grupal, como en los post partidos. Una de las imágenes que más recuerdo de este sub – 17, que hizo un gran torneo sudamericano, fue cuando la Argentina venció a Brasil, los juveniles antes de festejar el clásico fueron a saludar a sus ponentes con la intención de consolarlos. Este gesto es grandioso y bienvenido. Tiene que ver con lo que pregonan estos conductores y que es volver al legado de alguien tan importante para nuestro país como lo fue Pekerman. Al margen de esto, el conjunto Albiceleste juega bien a la pelota y es un equipo que da gusto mirar, como pasaba con aquellos Riquelme, Marckic, entre otros, de los 90 en las juveniles. 

La refundación llegó para quedarse y me pongo de pie para aplaudir a cada representante que tenemos en las sub – 15; Sub – 17 y Sub – 20. Es el camino que deben seguir transitando como formadores de juveniles que tienen todos los sueños por delante con la sabia lección que les dan en el día a día. Todos entienden que nada se consigue sin el sacrificio, respeto, humildad y compromiso de cada uno de ellos en el trabajo.

Ahora lo que falta para que la Argentina sea un solo equipo, sin diferencias de categorías, es que la mayor también promueva lo que se está haciendo en las divisiones más chicas. Hace pocos días en la AFA se reunieron Scaloni –luego de su accidente en bicicleta en Mallorca regresó al país- y Menotti. El coordinador de las selecciones quiere formar una selección local pero el DT actual no. Es más, declaró que no es posible formarla porque no hay tiempo y que si podrían convocarlos para “hablar”. Ahora bien, por qué la Argentina si pudo conformar un equipo local con Basile en el 90? Ese que fue la base de la Copa América conseguida en el 91. Tan difícil es hacerles entender a los clubes que es muy importante que puedan ceder los futbolistas o con un entrenador, como Scaloni, que no está convencido de hacerlo es imposible? Cómo la refundación de las juveniles fueron volver a lo que se hizo en aquella década; Por qué no hacerlo con la mayor? Para mí la Argentina debe  tener todas las semanas entrenamientos con jugadores de acá en el predio de la AFA en Ezeiza. Esto es muy importante  y fundamental. Ojalá que Scaloni recapacite, deje de pasear por Europa y trabaje más acá con futbolistas que pueden darle mucho a nuestro fútbol.