Fincas Sábado, 23 de mayo de 2020 | Edición impresa

Mariano Ruggeri: “En julio habrá un colapso del mercado del ajo”

El titular de American Garlic sostiene que habrá una sobreproducción mundial que impulsará a una baja de los valores.

Por Mauricio Videla - mvidela@losandes.com.ar

En mayo finaliza la temporada de siembra de ajo en Mendoza, no existen aún números reales sobre la cantidad de hectáreas plantadas pero por lo que vemos –en las aproximaciones- habría un volumen similar al del año pasado; es decir un 15% más que la media de los últimos 10 años”, explica Mariano Ruggeri, titular de la empresa American Garlic. El mayor exportador de ajo de la Argentina también analizó los mercados y las posibilidades de expansión.  

-¿La pandemia le abrió mercados a los productores mendocinos?

-Cuando China a causa del Covid-19 entró en cuarentena desabasteció a varios de sus mercados naturales, como el del sudeste asiático o el norte África. Regiones que realizaron alguna demanda de productos pero como no es inmediata la respuesta que se puede dar –para reemplazar una oferta como la de China-, todo quedó en nada, porque China volvió a trabajar y restableció los despachos a esos lugares y el virus ya había llegado a Sudamérica. No alcanzamos a abrir ninguna de esas plazas y si se hubiera logrado habría sido en un período muy corto. La verdad es que el mercado natural de Mendoza sigue siendo Brasil.

 

-Pensando en la exportación, ¿Cuáles serían los nuevos destinos?

-Hay una tendencia cada vez mayor a una concentración de nuestros despachos al mercado brasileño, porque hay cosechas muy importantes en China y España y ellos están abasteciendo al resto de los mercados internacionales. Nosotros, por cercanía y por los beneficios que nos otorga la estructura arancelaria brasileña, podemos entrar a Brasil con una mejor competitividad. 

-¿Existirá demanda para el ajo Chino?, ¿podrá aumentar el volumen de los despachados a Brasil?

-China ha comenzado con su cosecha, tiene muy buena calidad en su producto y mucho volumen para ofrecer, por lo tanto están bajando los precios del ajo semana a semana. Argentina, por su parte, está cerrando la temporada y le queda aproximadamente un 5% del volumen que tiene para abastecer al mercado. Ellos vienen con una cosecha muy importante y quieren vender.  

 

-¿Cuál es la situación del mercado interno? ¿Cómo afecta esto al productor de ajo?

-Como casi no existe importación, el mercado interno se abastece con lo que se produce a nivel local y no se ve influenciado por ninguno de los problemas en el resto del mundo.

Si China está vendiendo muy barato su ajo, esto no afecta a nuestro mercado, pero si lo afectará el volumen de producción. El de Argentina sigue siendo un mercado bastante estable.

-¿Cómo imaginás el escenario rural en el corto plazo?

-En lo que respecta al ajo, la superproducción en China y España va a hacer que los mercados internacionales colapsen a partir del mes de julio, también la producción interna de Brasil es bastante mayor al promedio histórico. A partir de allí habrá una caída de precios estrepitosa en los mercados de ajo. Esto no guarda relación con el virus, sino con la sobreoferta de productos. 

 

-¿Y a nivel general?

-En general, producto de la cuarentena, pienso que todo lo que se distribuya al por menor, en los supermercados o verdulerías va a persistir el crecimiento de la demanda porque la gente busca comida y cocina en su propia casa. Lo que está en niveles muy bajos tras de una caída muy fuerte es el food service  (restaurantes, hoteles, etc), es decir todo lo relacionado con el esparcimiento. Hoy hay un balance entre el incremento de las ventas al público contra la caída del por mayor.