Economía Jueves, 20 de junio de 2019 | Edición impresa

Creció el desempleo y hay 40 mil mendocinos afectados

Además, hay 115 mil personas que tienen empleo y buscan un segundo ingreso.

Por Barbara Del Pópolo - bdelpopolo@losandes.com.ar

El número de desocupados en el Gran Mendoza al primer trimestre de 2019 llegó a 40 mil, que representa el 8,4%, y en el mismo período de tiempo se contaron 115 mil personas ocupadas pero que demandan un segundo empleo.

De acuerdo con los datos del Indec, la población económicamente activa en la provincia es de 1.014.000 personas, está compuesta por los ocupados y los desocupados. Este último grupo presiona activamente sobre el mercado laboral en búsqueda de una ocupación, y se suman los ocupados que, si bien tienen un empleo, buscan activamente otro (ocupados demandantes). 

 

Finalmente, las estadísticas se completan con los trabajadores que no alcanzan a cubrir las 35 horas semanales, por causas involuntarias, es decir el grupo de subocupados que en Mendoza alcanza las 62 mil personas.

Aumento en la tasa de actividad 

Cabe destacar que desde el primer trimestre de este año el Indec incorporó mediciones al Gran Mendoza y Gran San Juan, entre otras áreas, por lo que no resulta comparable un periodo con el otro. 

Así, mientras que al primer trimestre de 2018 la desocupación en la provincia era de 18 mil personas y los ocupados demandantes eran 72 mil, esos números se tomaban sobre una base de 945 mil personas y por lo tanto estimar aumentos entre un periodo y otro daría un dato erróneo. 

No obstante, el titular de la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas de la provincia, Facundo Biffi, señaló que la desocupación en la provincia ha crecido entre uno y dos puntos porcentuales, lo que resulta consistente con el aumento en la tasa de actividad que también ha sido notoria en los aglomerados urbanos, particularmente en Cuyo. 

“Esta mayor oferta producto de la necesidad de la fuerza laboral por conseguir  un nuevo empleo o más horas de trabajo no es absorbida por las empresas, porque no tienen un panorama de previsibilidad económica”, destacó.

 

Igualmente, el funcionario consideró que el aumento en la desocupación ha sido generalizado, sobre todo si se toman en cuenta los datos de los aglomerados con similares características a las de Mendoza, como La Plata, Córdoba, Gran Tucumán o Río Gallegos, en donde la suba de la desocupación fue de entre 2 y 3 puntos porcentuales en el primer trimestre. 

“Vale destacar que Mendoza sigue estando por debajo del promedio nacional, la desocupación en Argentina está en el orden del 10%, y la provincia sigue siendo sensiblemente menor, lo que demuestra que los esfuerzos que se están haciendo -en materia impositiva y de sostenimiento del empleo- han dado sus frutos”, señaló. 

Qué buscan los que buscan

Las consultoras de empleo advierten la situación con el incremento de personas que se ofrecen para cubrir puestos laborales, que “son muchas y en el último trimestre han ido creciendo la cantidad de postulantes”.

Así se refirió Jimena Tillar, directora Regional de Servicios de Adecco. En cuanto a los perfiles que buscan las empresas se destacan los vendedores. Los que contratan buscan conseguir gente comprometida y responsable de entre 25 y 40 años (dependiendo del puesto a cubrir). “Les está costando mucho sobre todo por la nueva tendencia de los millennials que toman trabajos por breves períodos de tiempo, y cambian con mayor frecuencia que antes, tienen otros objetivos en sus búsquedas laborales.  Hoy se buscan perfiles que cubran un espectro mas amplio como perfil técnico y de atención al cliente”, agregó Tillar. 

Igualmente, Andrés Montivero, gerente de la sucursal Mendoza y San Juan de Randstad, explicó que han notado un incremento paulatino y constante de postulaciones espontáneas, tanto de perfiles operativos como de profesionales y mandos medios, así como de una mayor participación de personas desempleadas o subocupadas. 

“En este contexto de falta de trabajo, sucede que muchos candidatos se postulan a todo tipo oportunidades laborales, por más que muchas veces no se ajusten al perfil solicitado”, explicó y agregó que los postulantes pueden encuadrarse en un amplio rango de edades, que van de los 20 a los 50 años, aunque hay una mayor participación del segmento de 20 a 30.

 

Por su parte, Fernando Podestá, director nacional de Operaciones y comercial de ManpowerGroup Argentina, indicó anteriormente a Los Andes que en la región de Cuyo las expectativas de contrataciones crecen en los rubros construcción y transporte y un poco en comercio.

En cuanto a las habilidades que buscan las empresas destacó que tienen que ver con la formación en tecnologías. 

El contexto electoral también tiene su efecto sobre las expectativas de empleo en las empresas y de acuerdo con Podestá, mientras más se acerca a la fecha, las empresas se muestran más cautas a la hora de aumentar sus plantas de personal, producto de la incertidumbre.  Sin embargo, de acuerdo con la encuesta de Manpower para el tercer trimestre del año el resultado es positivo.