Política Sábado, 13 de abril de 2019 | Edición impresa

En el peronismo las mayores apuestas son a la interna

Las negociaciones continúan entre ambos sectores, pero tanto Bermejo como Fernández Sagasti sostienen que quieren encabezar la fórmula.

Por Gabriela N. Sánchez - gasanchez@losandes.com.ar

Después de la inscripción de los frentes electorales, donde el PJ se consolidó liderando uno de 15 partidos, resta definir los nombres de los precandidatos que irán en las listas y lo más importante: si habrá unidad o interna en el peronismo mendocino.

Hay dos claros precandidatos en carrera: Alejandro Bermejo por el lado de los intendentes y Anabel Fernández Sagasti por Unidad Ciudadana. Y a una semana del cierre del plazo para anotar las listas, todo indica que irán separados a las PASO.

 

“Hoy hay dos precandidatos, Bermejo y yo. Estamos firmes ambos en esa carrera”, admitió ayer la senadora nacional kirchnerista, y ratificó sus intenciones de llegar a la Casa de Gobierno: “Es el tiempo de una gobernadora para Mendoza. Esa es nuestra propuesta”.  

Con la misma postura pero más mesurado se mostró el intendente de Maipú: “Los dos seguimos en carrera. Yo estoy trabajando y apostando a la unidad. Es una buena fórmula sin importar quién sea el número uno o el dos”.

En la cancha. Sagasti jugó un partido de fútbol femenino. | Los Andes

Las conversaciones han sido permanentes. Bermejo dispone de más tiempo ya que su jefe de gabinete, Matías Stevanato, prácticamente está al frente de la comuna. Fernández Sagasti está más acotada por su actividad en el Congreso pero en las mesas de diálogo participan personas de su entera confianza, como el diputado provincial Lucas Ilardo.  

Desde el sector kirchnerista aseguran que es muy difícil la unidad y la reducen a un 5% de probabilidades. Según sus números, la imagen de Cristina Fernández de Kirchner ha mejorado en la zonas populares, como Las Heras, donde -dicen tiene un 40% de intención de voto.

En cambio, por el lado de los intendentes la mirada es otra. Siguen firmes en la precandidatura de Bermejo pero se muestran conciliadores y reconocen que el mayor inconveniente es el cierre de listas: “Hay que trabajar tranquilos y no generar muchas expectativas. Es la única forma de llegar al consenso y la unidad”, aseguró un bermejista.

De todas formas, desde los dos bandos especulan, sacan cuentas, arman listas y juegan con las fechas. En algo coinciden: el próximo sábado 20 de abril se definirá todo.  

Unidos o separados

Fernández Sagasti fue la primera dirigente de la oposición en lanzarse a la gobernación en agosto del año pasado. Desde ese momento, ya hablaba de un gran frente opositor para dar batalla al oficialismo.

Finalmente, la alianza peronista juntó a las mismas fuerzas del Frente para la Victoria de 2015 (salvo el Partido Intransigente) y se concretó en febrero bajo el nombre “Elegí” para las PASO municipales de los cuatro departamentos del PJ, donde pese a las especulaciones a último momento hubo listas de unidad. Este mismo frente se reeditó para las primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias provinciales y así fue inscripto en la Junta Electoral el miércoles pasado.

 

Por su parte, Bermejo se lanzó sorpresivamente el 23 de marzo, cuando ya varios en las filas peronistas estaban convencidos de que desistiría de ser gobernador. Recién ahí empezaron las especulaciones respecto a la conformación de la fórmula que pueda hacerle frente al ganador de la interna de Cambia Mendoza, que se definirá entre Rodolfo Suárez-Mario Abed (UCR) y Omar De Marchi-Susana Velázquez (Pro).  

Pese a las dudas que persistirán -coinciden todos- hasta el último minuto para inscribir las listas (el sábado 20 a la medianoche), por lo bajo ninguno de los dos sectores abandona la idea de llegar a un acuerdo, aunque, por el momento, no quieren ceder posiciones en la negociación, que incluye lugares en las listas legislativas y en los concejos deliberantes.

El “factor Cristina” para la unidad

Pese a la dureza que muestran en las negociaciones “en las sombras” que se llevan a cabo, desde el sector kirchnerista no se resignan a ir solos a la interna.

Es que algunas fuentes remarcan que hay una directriz muy fuerte de la misma Cristina Kirchner para que sus dirigentes negocien la unidad en todas las provincias para no tener derrotas y llegar fortalecidos a octubre.

 

También hay una realidad: Fernández Sagasti es joven y estaría trabajando con miras al 2023.