+ Deportes Opinión Viernes, 12 de julio de 2019 | Edición impresa

En Barcelona, por la misma vocación - Por Mauricio Videla

Por Mauricio Videla - mvidela@losandes.com.ar

Faltan escasas horas para el que hockey sobre patines de Argentina vuelva a jugar su rol candidato entre los mejores cuatro elencos del planeta. En la añorada Barcelona (donde en 1992, ganó la medalla dorada -como invitado a los Juego Olimpicos), en el mundial que reúne a todas las disciplinas del patín.

Mientras los equipos masculinos y femeninos se encaminan a gozar -según el éxito de sus hazañas- de su reconocimiento tan masivo como fugaz. Los seleccionados en silencio van modelado su desafío: superar los cinco títulos mundiales (halago que no ha logrado ningún otro deporte de equipo en nuestro país).

Lejos de sus familias, ganando roce internacional, apasionados. Entre los varones el arquero Valentín Grimalt, con varias campañas en el extranjero; entre las damas Adriana Soto, Julieta Fernández y Valentina Fernández comparten la misma vocación: la Gloria.