Por los Departamentos Jueves, 26 de septiembre de 2019

En General Alvear convertirán la sangre de los animales faenados en harina

Los restos hemáticos son un pasivo ambiental contaminante del agua y la harina se usa para alimento balanceado. Se vende a US$ 2 el kilo.

Por Gonzalo Villatoro - Corresponsalía Sur

En el Matadero de General Alvear instalaron una planta para convertir en harina la sangre del ganado faenado.

 

El proceso tiene múltiples beneficios, por un lado cuida el ambiente ya que la sangre es un pasivo altamente contaminante del agua y por el otro el derivado tiene un alto valor comercial porque se utiliza para hacer alimento balanceado para los animales. 

La planta instalada en el departamento del sur mendocino viene a ser la primera que funcionará en Mendoza y la tercera en el país.

La sangre es el principal contaminante que provoca la industria cárnica, “un litro de sangre tiene la capacidad de contaminar seis mil litros de agua”, explicó el ingeniero Juan Vázquez.

Actualmente en el Matadero de ganado menor en Alvear se faenan cien animales promedio por día, generando un efluente de 400 litros de sangre.

 

“Con este proceso se reduce la capacidad de posible contaminación a razón de un millón ochocientos mil litros de agua contaminada por sangre, por lo que ya estamos teniendo un beneficio ambiental enorme”, agregó. 

Con la planta se genera harina de sangre que tiene un valor de dos dólares por kilo en el mercado y es utilizado para la fabricación de alimentos balanceados para animales.

 

“Estamos eliminando un pasivo ambiental y le estamos dando un valor económico, además generamos fuentes de trabajo ya que la planta tiene una capacidad de 20 a 30 litros de sangre por hora que se agrandará a medida que avance el tiempo y estaría trabajando de dos a tres turnos dependiendo de la faena existente”, comentó Vázquez.