+ Deportes Sábado, 28 de diciembre de 2019

Emotivo encuentro de un jugador de la NBA con su madre tras 3 años sin verla

Sus compañeros y entrenador de Miami Heat sorprendieron al africano Chris Silva Obame Correia de 23 años con un regalo inesperado.

Por Redacción LA

Chris Silva Obame Correia dejó Gabón (África) a los 16 años para cumplir su sueño y jugar en la NBA. Este viernes su entrenador y todos los compañeros de su equipo Miami Heat le dieron el mayor regalo de estas navidades.

 
La gran sorpresa a Chris Silva

Chris es un jugador gabonés de básquetol que pertenece al equipo de los Miami Heat de la NBA con un contrato dual con su filial en la G League, los Sioux Falls Skyforce.

 

El jugador de 2,03 metros de estatura, ala-pívot, fue sorprendido cuando vio llegar a su madre y no pudo contener sus lágrimas. 

Su entrenador le avisó: "Tenemos una sorpresa para ti". El homenajeado se dio vuelta sin imaginar de qué se trataba. 

 

"Esa es mi mamá", exclamó sin poder evitar 'quebrarse'. El 'lungo' basquetbolista se transformó en niño otra vez y volvió a los brazos de su mamá. Un regalo navideño que le fue imposible contener las lágrimas, después de tres años lejos de su familia.