Sociedad Viernes, 28 de febrero de 2020

Foto de las reinas de la Vendimia en bata ¿sí o no?

Se trata de una costumbre que se impuso en el 2003. Las soberanas dieron su opinión y abrieron el debate.

Por Redacción LA

Las reinas vendimiales cuestionan la foto en bata, una costumbre que se impuso en el 2003.

A la primera que le empezó a hacer ruido este tema fue a Sofía Haudet, Reina Nacional de la Vendimia 2014, quien dijo que si quieren resignificar a la soberana y dejar de ser solo una cara bonita, la primera foto que habría que eliminar es la de las chicas posando en bata en la cama de un hotel.

 

Por su parte, la actual Reina Nacional de la Vendimia, Laura Micames, en Radio Nihuil opinó: “Como reina jamás me sentí cosificada, jamás me sentí mal, al contrario ese día fue muy emotivo, llegaron todos los periodistas, jamás me sentí mal. Pero si hay chicas que se han sentido mal o que les ha pasado algo, sería muy bueno que esto se charle porque no está bien que alguna reina se sienta mal por esa foto”.

Además, la soberana destacó: “A mí no me ha hecho ruido nada, sí un poco el tema de los periodistas o por ahí algunos medios amarillistas que siempre te quieren exponer en el mal sentido, te hacen preguntas que no son muy buenas, te quieren dejar mal, pero también te encontrás con periodistas buenos que realmente te quieren hacer una buena  nota, y te das cuenta que no todos son iguales”.

Asimismo indicó que le podría dar más valor a la figura de la reina vendimial: “Charlando con Martina y otras reinas, por ahí para ser reina de departamento tendrían que tener algún proyecto, como hace Maipú. Porque hay reinas que no hacen nada por su departamento, no se mueven, entonces estaría bueno darle un lugar al municipio para ayudar a la reina”.

 

Por otro lado, planteó: “Nos debemos un debate como sociedad para saber si el pueblo quiere reina o no”.

También contó en que le cambió la vida ser reina: “Toda la vida me cambió, fue un año diferente, no soy la misma que era el año pasado, he cambiado mucho para bien. Por ahí me daba vergüenza hablar con los medios, con el público y ahora estoy un poco más suelta, me sirvió un montón.

“Cuando traspase mi cetro voy a seguir estudiando Trabajo Social en la UNCuyo, seguir con mi vida normal”, completó la soberana.