Mundo Miércoles, 20 de marzo de 2019 | Edición impresa

El Vaticano manda señales de acercamiento al gobierno chino

La Santa Sede ve con buenos ojos la visita del presidente Xi Jinping a Italia, donde podría reunirse con Francisco.

Por Nicole Winfield - Agencia AP

El Vaticano dijo que se congratula por la próxima visita a Italia del presidente chino Xi Jinping y envió una nueva ronda de señales de acercamiento, diciendo que la “puerta siempre está abierta” para el diálogo.

Los medios de comunicación italianos conjeturan desde hace días sobre la posibilidad de un encuentro entre Xi y el papa Francisco durante la visita de Xi, del 21 al 24 de marzo, pero no hubo noticias de ninguna de las partes.

 

China y la Santa Sede no tienen relaciones diplomáticas desde hace más de medio siglo.

Cuando se le preguntó ayer sobre la visita de Xi, el cardenal Pietro Parolin, secretario de Estado del Vaticano, respondió: “Nuestra puerta está siempre abierta”.

El Vaticano estuvo trabajando para fortalecer los contactos bilaterales luego del histórico acuerdo provisional de 2018 alcanzado entre Beijing y la Santa Sede sobre las nominaciones de obispos.

 

Los aproximadamente 12 millones de católicos en China están divididos entre la Asociación Patriótica China Católica, patrocinada por el gobierno, y los fieles clandestinos que son leales al Vaticano. Los feligreses y prelados de la Iglesia clandestina con frecuencia son acosados y detenidos.

 

El acuerdo de septiembre buscaba unir a los feligreses, regularizar el estatus de siete obispos que no eran reconocidos por Roma y reducir el distanciamiento que existe desde hace décadas entre China y la Santa Sede.

Sin embargo, algunos creyentes católicos chinos expresaron sus reservas y lo tildan de traición.