+ Deportes Domingo, 7 de abril de 2019

Godoy Cruz perdió con Belgrano, que perdió la categoría

El Tomba, con un equipo alternativo porque el martes juega en Paraguay, cayó en el final ante el Pirata, que jugará la B Nacional.

Por Redacción LA

Lo que sucedió ayer pareció escrito por un guionista del cine de suspenso. Mientras algunos se jugaban una última carta para permanecer en la categoría, otros buscaban su lugar en la Sudamericana 2020. Y ese era el desafío de Godoy Cruz, que fue hasta Córdoba con un equipo plagado de habituales suplentes buscando el milagro, ante un Belgrano que estaba prácticamente condenado a jugar la próxima temporada en la B Nacional.

Si bien el Pirata consiguió el resultado que necesitaba (ganó 1-0), el triunfo de Patronato lo terminó de condenar. Pero nuestro análisis está enfocado en el Tomba. Un equipo que arrancó el año en zona de copas y que cerró la campaña fuera de ellas, aunque todo no está perdido.

 

Revisando las estadísticas, el ahora equipo de Lucas Bernardi arrancó el 2019 en zona de Sudamericana y, con un partido menos, a dos puntos del ingreso a la Libertadores, también del próximo año. Pero la flojísima campaña que realizó este año (ganó 2 partidos de 10), Godoy Cruz abandonó los puestos de copas que ocupaba tras igualar 1-1 ante Independiente el 8 de diciembre del 2018.

Gentileza

El Expreso había finalizado ese año con una estupenda perfomance y se fue al receso en la octava posición, con 23 unidades y a dos de Huracán, que en ese momento clasificaba a la Libertadores. Sin embargo el Tomba no mejoró en este semestre (sacó 9 puntos de 33 posibles) y eso le hizo descender hasta el puesto 14° (32 puntos), quedando 3 unidades del Globo de Parque Patricios, el último que sacó pasaje a la Sudamericana.

A principio de temporada el plantel bodeguero había acordado con la dirigencia un premio especial en el caso de lograr el objetivo de clasificar nuevamente a un torneo subcontienental.

Preocupado. Así se lo vio a Bernardi por el rendimiento de su equipo, que en ningún momento fue protagonista. | José Gutiérrez / Los Andes

“Lo ideal sería mantener el estatus internacional”, expresó el presidente José Mansur hace unos días al ser consultado sobre la importancia de que el club se meta en otra copa.

 

Ahora con el vaso medio vacío, será cuestión de hacer un balance y enfocarse en lo que viene: mañana por la Libertadores, en Asunción, ante Olimpia. Un juego clave para el Bodeguero si pretende seguir con chances de avanzar a octavos de final. Un mal resultado y si Universidad de Concepción le gana a Sporting Cristal, esa combinación de resultados podría sentenciar las aspiraciones coperas de nuestro representante. 

Un milagro lo lleva a la Sudamericana

Ayer la empresa era complicada. Debía golear y esperar resultados. Ni uno, ni lo otro.

Por tal motivo el Tomba se quedó, por el momento, sin Copa Sudamericana. Pero no todo está perdido, aunque depende de muchas cosas. Podría ingresar a la Sudamericana del próximo año si se queda con la actual edición de la Copa Libertadores, o que aquellos equipos que en la actualidad tienen sus boletos asegurados para el segundo torneo subcontinental consigan quedarse con la Copa Argentina 2019 o bien con lo que será (a partir del próximo fin de semana) la primera edición de la Copa de la Superliga.

 

Entonces el equipo de Bernardi tiene esas chances intactas. Puede conseguir su lugar ganando alguno de estos certámenes, aunque si no tiene esa fortuna deberá prenderle velas a Atlético Tucumán, Vélez Sarsfield, Independiente, Unión de Santa Fe o Huracán, equipo que se vio favorecido por el descenso de Tigre (es la tercera vez en la historia que un equipo pasa por esta situación. Talleres, en 2004, había terminado quinto en la tabla anual y perdió la categoría, mientras que River finalizó en la sexta posición del 2011 y también sufrió la pérdida de categoría).

Así las cosas, el Tomba depende de un milagro para cumplir con el objetivo de continuar en el plano internacional por segundo año consecutivo. ¿Se dará?