Economía Viernes, 14 de junio de 2019

El Tesoro no logró atraer a tenedores del Bono Dual con sus Lelink

Un nuevo intento de Hacienda por amortiguar el impacto de un vencimiento que este mes puede afectar al dólar dejó gusto a poco.

Por El Cronista especial para Los Andes

El Tesoro tuvo poca suerte para atraer a tenedores locales del Bono Dual que vence en poco más de una semana y que, dada la fuerte inyección de pesos a la plaza que significa, puede tener efectos colaterales en el mercado cambiario. El poco atractivo que generó con sus Letras atadas al dólar, sin embargo, tuvo alguna revancha con los fondos que entraron para la reapertura del Bono Tasa de Política Monetaria, que recaudó $ 33.000 millones, la mitad en moneda dura.

Ayer el Ministerio de Hacienda cerró la licitación de cuatro líneas de Letras vinculadas al dólar (Lelink) con las que aspiraba a atraer a inversores y fondos comunes locales que tienen Bonos Duales en su cartera. El Bono Dual, colocado el año pasado por Luis Caputo en medio de lo más duro de la corrida cambiaria, era un intento por generar confianza. Pagaba una tasa en pesos o una tasa, menor, en dólares: lo que mejor resultara.

 

En su momento, le emisión descomprimió un panorama complicado en el frente cambiario. Pero, un año más tarde, llega la hora de pagarlo con el mercado muy reacio a refinanciar: vence el equivalente en pesos a u$s 2090 millones un día antes del cierre de las listas presidenciales.

De ese vencimiento, la cartera conducida por Nicolás Dujovne ya había logrado desviar u$s 1000 millones en una primera licitación de Lelink; u$s 500 millones que estaban en manos del sector público y u$s 500 millones en manos de privados.

 

La de ayer fue una reapertura que trató de captar los u$s 1000 millones que quedan en manos del sector privado. Las cuatro líneas recaudaron, entre todas, u$s 243 millones de valor nominal. Menos de un cuarto de lo que faltaba refinanciar. La Lelink más corta -vence en septiembre- obtuvo suscripciones por u$s 5 millones, apenas, la que vence en octubre recaudó u$s 148 millones, la que vence en noviembre quedó desierta y la que paga en diciembre juntó u$s 82 millones.

 

Otro tipo de inversores fueron a la colocación del Bono del Tesoro a Tasa de Política Monetaria. Buena parte de ellos no eran locales, ya que según fuentes de Hacienda la mitad de los $ 33.000 millones que recaudó entraron en dólares, unos u$s 380 millones. Movimientos que tienen la apariencia de carry de corto plazo.

"Hay mucha más confianza por tasa en pesos que por tasa en dólares, al menos en el corto plazo, y la tasa de política monetaria funciona como un incentivo para que se pasen a pesos. Esa es mi primera lectura, pero suena raro el número que fue a Lelink igual, es muy poco", dijo Mateo Reschini de LBO.

Matías Barbería