Fincas Sábado, 14 de octubre de 2017 | Edición impresa

El tapón Origine de la empresa Diam Bouchage, total seguridad para vinos

El tapón de corcho es totalmente ecológico contiene una emulsión de cera de abejas y un aglomerante compuesto por polioles 100% vegetales.

Por Jaquelina Jimena - jjimena@losandes.com.ar

Desde su génesis hasta la llegada al mercado, los corchos de la firma Diam Bouchage están ideados para clientes exigentes. 

Para ir tomando nota: Diam Bouchage es una firma francesa establecida en los Pirineos Orientales con toda la gama de sus corchos. Diam vende en el mundo en más de 60 países con más de 10 mil clientes, lo que le permite hacer cada año más de 1.500 millones de tapones que van en botellas.

Logran un récord: no registran ningún reclamo de defectos o el consabido “vino con gusto a corcho” por parte de sus clientes. 

“Desde que trabajo para la empresa hemos fabricado más de 6 mil millones de corchos en el vino tranquilo. Más otros mil millones en los espumosos. No tengo ningún reclamo de calidad o de error de nuestros clientes. La seguridad de nuestros corchos es total", explicó Bruno de Saizieu, director comercial de marketing y vice presidente de ventas de Diam Bouchage. 

“Esta compañía decidió ir más lejos y tratar de tener componentes en el corcho que sean naturales. Hoy en día nuestro producto respeta perfectamente toda la legislación europea, norteamericana y japonesa. Pero vamos mucho más que eso: pedimos a la FDA lo que yo llamo el pasaporte diplomático para un producto; es decir, una aprobación oficial de la FDA para los productos de Diam que utilizamos”, explicó Saizieu. 

En la actualidad, Diam es el único corcho en el mundo que tiene todo los componentes que son aprobados aprobados oficialmente por la FDA que es FCN, en inglés Food Contact Notification. 

El Origine

Luego de varios años de investigación, el departamento de innovación y desarrollo (con el objetivo de respetar el medio ambiente) de Diam Bouchage sale al mercado con una nueva generación de corchos: el Origine. La materia del corcho contiene una emulsión de cera de abejas y un aglomerante compuesto por polioles 100% vegetales. 

La utilización de la cera de abejas forma parte de la gestión eco responsable de Diam Bouchage. La firma también se dedica a apoyar a la asociación “Un toit pour les abeilles” apadrinando colmenas en diferentes regiones vitícolas francesas. 

La nueva tecnología, resultado de los trabajos de investigación, asocia permeabilidad (OTR) y naturalidad. 

Responde de hecho a la demanda de los clientes de la marca para los vinos de alta gama, de crear tapones de permeabilidad más abierta, conservando una larga duración, adaptada a los vinos de guarda. En un principio se utilizará en los tapones Diam 10 y Diam 30. 

“El Origine fue pensado para todos los desafíos que se abren al mundo vitivinícola con normas de calidad respetuosas del medio ambiente. Nuestro corcho es totalmente natural y ecológico y, como toda la familia de corchos Diam, ofrece y asegura total seguridad a los vinos y espumantes”, apuntó Saizieu.

La otra característica distintiva de Origine (al igual que el resto de los tapones de Diam Bouchage) es que poseen garantías que van desde uno hasta 30 años.

“Es ideal para exportadores, que basan sus ventas en negocios a largo plazo y hace que seamos los principales proveedores de corcho para los vinos de exportación que son requeridos por supermercados e importadores de diferentes países. El corcho, como todo producto natural, puede producir filtraciones y hace que los vinos se alteren. En nuestro caso esos errores no existen; los vinos y espumantes no poseen este tipo de defectos”, afirmó Diego Ramos, del Grupo Altasur y miembro del equipo que comercializa los corchos de Diam Bouchage en Mendoza.

A propósito, el Grupo Altasur está en la provincia desde 2007 comercializando los corchos de Diam Bouchage. 

El inicio del Grupo Altasur viene con avales propios. Es que los corchos Diam fueron los elegidos para contener el vino más exportado de Argentina: Álamo de Esmeralda. 

El auge de ventas que poseen los corchos Diam Bouchage en el mundo también se replica en América del Sur y, obviamente, en nuestra provincia. 

“El crecimiento fue exponencial. En la actualidad vendemos 90 millones de tapones que es lo que estamos trabajando hoy en día con una penetración en el mercado de media y alta gama. Muchos de los vinos exportados están tapados con este producto sobre todo por las garantías que da y la tranquilidad a los enólogos. Este año hemos tenido un crecimiento superior al 40% de ventas total, con un crecimiento del 200% en alta gama y estamos proyectando vender 200 millones de tapones en el mediano plazo”, explicó Ramos. 

Hoy el Grupo Altasur (representante exclusivo de Diam Sudamérica) está conformado por Alejandro Karnincic, Diego Ramos, Leandro Benedetti y Aurelio Sesto. Cuenta con plantas de marcaje y tratamiento en Chile, Argentina y Brasil, con ventas en toda América Latina. 

“Las plantas nos permiten tener una logística cuidada para nuestros clientes en el Cono Sur y así brindarles logística, altísima calidad de los corchos y seguridad en su producción. La estrategia del Grupo Altasur es ofrecer un servicio donde podemos lograr una logística que el cliente pide y necesita y sobre todo calidad para los tiempos modernos donde las presiones de entrega están al día. Nosotros con nuestras fábricas en países como Chile, Argentina y Brasil, aseguramos entregas en tiempo y forma a las firmas en diferentes países de Sudamérica”, concluyó Leandro Benedetti.