Sociedad Guarda14 Domingo, 17 de noviembre de 2019 | Edición impresa

Lo que dejó el segundo sunset de Guarda 14

Más de 200 personas disfrutaron de la propuesta en los jardines de bodega Otaviano.

Por Florencia Da Souza - Especial para Los Andes

Cada sunset tiene su magia, su estilo particular, su encanto. El de bodega Otaviano (Luján de Cuyo), el segundo del ciclo 2019 organizado por Guarda 14, fue también especial.

Un atardecer que comenzó a las 19, llegó a su momento de esplendor después de las 20 cuando el sol se ocultaba tras la cordillera y se extendió hasta pasada la medianoche.

 

Los jardines de bodega Otaviano fueron el nuevo punto de encuentro para que mendocinos y turistas nacionales y extranjeros (brasileños, en su mayoría) se reunieran, convocados por Guarda 14, para vivir una experiencia enoturística diferente.

El saldo fue positivo. El atardecer primaveral fue nuevamente exitoso con una propuesta infalible: vinos, gastronomía y música en un entorno de amigos y típicamente mendocino, en una bodega boutique de Agrelo.

Los vinos del sunset

Penedo Borges Expresión Varietal es el nombre de la línea clásica de la casa y está compuesta por tres varietales: malbec, cabernet sauvignon y sauvignon blanc. “Es nuestra línea de entrada de gama y, con estos ejemplares, buscamos la expresión pura de cada uno de los varietales, como la fruta y todos los descriptores de cada uva, comentó el enólogo Jorge Correa sobre los ejemplares degustados durante el acontecimiento. 

 

En un sector del jardín, todas las etiquetas estuvieron expuestas y los asistentes pudieron elegir entre una u otra. Incluso, muchos tuvieron la posibilidad de conversar con el winemaker y conocer más sobre sus elaboraciones.

“Son vinos francos, bien típicos de la zona de Luján de Cuyo; con mucha fruta, buenos colores, taninos muy amables, dulces y son aptos para maridar con todo tipo de comida”, resumió Correa.

Además, los cócteles a base de espumantes que ofreció Ámbar Cócteles Móviles fueron un acierto como complemento de los varietales servidos. El bartender Mauricio Castillo ideó tres tragos: Bellini, con espumante y pulpa de durazno, Mimosa, espumante con jugo de naranja, y Agrelo Azul, con espumante, pulpa de ananá y Blue Curacao. 

 

Gastronomía, copas de regalo y música

Variedad de empanadas, helados de Guapaletas y bocaditos dulces fue el menú elegido y, de regalo, copas recicladas, hechas de botellas. Una iniciativa de la bodega para generar concientización y promover el triple impacto.  

 

Por último, DJ Koto, el cantante mendocino Agustín Amorós y DJ Julls, los responsables del line up del sunset, quienes lograron que la fiesta fuera perfecta.

“Me parece una idea buenísima la de los sunsets. Soy mendocina y, sin embargo, no conocía la bodega, ni los vinos. Entonces, creo que la propuesta es muy linda no sólo para los turistas”, dijo Andrea, quien asistió en compañía de su amiga Silvana.

 

En la otra punta, Carolina Macaya, una habitué de los sunsets de Guarda 14, agregó: “La bodega me encanta. Los sunsets de Guarda 14 también. Fuimos al primero y no queríamos perdernos el de hoy. Además, aprovechamos para invitar a unos amigos”.