Política Lunes, 8 de julio de 2019 | Edición impresa

El PJ dice que la Nación debería financiar la gestión de los residuos

Es una de las obras para las que Cornejo pide deuda. El peronismo asegura que por demoras en la presentación se perdieron los fondos.

Por Juan Manuel Torrez - jtorrez@losandes.com.ar

El Gobierno y la oposición están estudiando de manera individual cada una de las cuatro obras con las que el gobernador Alfredo Cornejo, se quiere retirar de la gestión, y para las cuales necesita un financiamiento por U$S 130 millones. La más avanzada en el debate es la mejora de la ruta 82, que se espera se trate este miércoles en Diputados. La próxima obra en carpeta será el sistema de Gestión de Residuos Sólidos Urbanos (Girsu), y se espera una discusión más picante, sobre todo por la necesidad de financiamiento. 

 

La obra en cuestión tiene un valor de U$S 25 millones y sería financiada por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) si se aprueba el proyecto en la Legislatura. Sin embargo, el PJ pone la lupa no solamente en la capacidad de la provincia para endeudarse, sino además porque sospechan que el Gobierno nacional se podría haber hecho cargo de financiar este emprendimiento antes . 

“Hay muchas dudas con las demoras en la presentación del proyecto, tenemos entendido que esta obra la tenía que pagar (Mauricio) Macri, pero la secretaría de Ambiente se demoró en la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) y el plan de inclusión social. Tras esto, Gobierno nacional firmó el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y por eso ahora la deuda pasó para la provincia”, afirman enfáticamente desde el Partido Justicialista. 

 

No obstante, destacaron que el proyecto “es necesario para la Provincia”, tanto como los otros tres que el Gobierno quiere impulsar (Ruta 82, acueducto ganadero de La Paz y Doble Vía en Rivadavia), y que lo que se está discutiendo “es si Mendoza está en condiciones de endeudarse”.

Claudio / Gutierrez Los Andes

Remediación para amigos

El secretario de Ambiente Humberto Mingorance, dijo a Los Andes que “es cierto que lo podría haber pagado la Nación”, pero recordó que, tras una investigación de la Sindicatura General de la Nación (Sigen) y la Justicia a nivel nacional, “quedaron congelados estos fondos que eran destinados para remediación ambiental porque durante el kirchnerismo se entregaron recursos millonarios a intendentes amigos para diferentes planes de ambiente y tratamiento de la basura, pero no se sabe qué pasó con las obras”. 

“Resulta que ahora no está ni la plata ni las obras. Es uno de los tantos hechos donde se investiga corrupción durante la gestión K”, disparó el funcionario, quien ahora redobló la apuesta y sostuvo que será el PJ “el que debería dar explicaciones sobre qué ocurrió con ese dinero”. 

 

Mingorance negó una supuesta tardanza en el proyecto, y detalló que se trabajó intensamente para lograr el aval del BID y la Declaración de Impacto Ambiental, que finalizó en marzo. 

En cuanto al proyecto ejecutivo, destacó que ya está casi listo y que en diez días se terminan los pliegos para poder llamar a licitación.

“Hemos estado trabajando fuertemente en este proyecto, mientras algunos dicen que nos demoramos o que no está hecho el mismo”, comentó, y en cuanto al financiamiento que podría haber sido tomado y pagado por la Nación, aseguró que ellos tomaron el crédito pero el que asumirá el financiamiento será la provincia “para bajar el déficit. Es un proyecto conjunto”. 
 

Generación eléctrica con la basura

Humberto Mingorance indicó que esta megaobra impactará en 10 municipios, entre los que se encuentra todo el Valle de Uco y el Área Metropolitana. Se tratará la basura que generan 1,5 millón de personas, que ronda entre los 1.800 y 2.000 toneladas diarias.

De los U$S 25 millones, 5 estarán destinados para fortalecer el Valle de Uco.

Allí se planea montar una celda con relleno sanitario controlado (que se sumará a lo ya realizado en San Carlos) y dos plantas de transferencia en Tunuyán y Tupungato. También se mejorará el sistema de transporte de residuos, con “camiones bateas” que podrán trasladar entre 5 o 6 camionadas de basura, bajando costos de combustible.

 

En tanto, los otros U$S 20 millones se destinarán a la planta de separación de residuos, compostaje, módulos de relleno sanitario y también de coprocesamiento y generación de energía. Todo esto se llevará a cabo en Capdevila (Las Heras).

Claudio / Gutierrez Los Andes

Además, en los módulos de disposición final se prevé una gestión controlada de los líquidos que se generen y se captará el biogás de la masa de residuos para su transfor
mación en energía eléctrica.

Se prevé la participación de privados para generación de energía, se llevará a cabo por licitación. “Los que participen van a tener que presentarse con los pliegos y dejar en claro que se invertirá tanto dinero para generar energía. Nosotros estimamos que el rechazo final de basura, luego del reciclaje, compostaje y utilización para energía, no debería superar el 15 o 20%. Hoy estamos enterrando el 100% de la basura, esto no es gestión inteligente y es sumamente necesario este proyecto”, dijo el secretario de Ambiente.