Arquitectura Lunes, 30 de septiembre de 2019

El papel pintado: últimas tendencias

Hoy te presentamos la continuación del tema que arrancamos en el suplemento de agosto.

Por Lic. Josefina Foti, Foti-Fuenzalida @fotiestudio

Murales wallpaper                  

Es lo último en empapelados, un nuevo material 100% ecológico y lavable. Esta pre-encolado, esto quiere decir que al mojarlo el pegamento se activa con agua, sin necesitar pegamento ni papel base para su colocación. Y, de querer sacarlo, solo hay que mojarlo, remover y tu pared queda intacta.

Para limpiarlo, se le puede pasar un trapo húmedo con agua sin refregar. La pared tiene que estar limpia, lisa, sin imperfecciones y con una buena pintura. No adhiere sobre superficies rugosas, barnizadas, con fijador. Los tonos de color pueden variar un poco al imprimirse. Se compra según la medida de la pared.

Papeles por  rollos

El papel pintado es muy versátil y ofrece muchas posibilidades para dar un giro a la decoración. Se puede diferenciar entre vinílicos y vinilizados.

Los vinílicos se destacan por su resistencia a la luz y son altamente lavables, gracias a que están formados por una base de papel al que se agrega una capa de vinilo y luego se imprimen. Este producto es “pelable”, es decir que una vez retirado el vinilo de la pared la misma queda lista para volver a empapelar. En este estilo se encuentran los papeles gofrados en registro, sedas y texturados.

Por otro lado, los papeles vinilizados son limpiables, resistentes a la luz y permeables (permiten que la pared respire). Se presentan en una amplia gama de diseños y colores. Su elaboración es con una base de papel que se imprime y, a diferencia de los anteriores, se agrega luego una capa de barniz. Utilice papel base antes de su colocación.

¿Cómo calcular la cantidad de papel?

Para saber cuánto papel comprar, medí la longitud de la pared (largo y ancho, desde el piso y hasta el techo). Generalmente los rollos vienen de 10 metros, así que vas a tener que dividir el área de la pared sobre 10m para obtener la cantidad a comprar.

Si los dibujos sobre el papel son grandes o elaborados, vas a tener que hacerlos coincidir. A esta pérdida se la llama “raport”; algunas marcas ya aclaran su medida en el envase. Comprá un rollo extra no sólo por el raport, sino también para reemplazar partes que posean fallas o reparar posibles roturas en el futuro.

Cantidad de tiras necesarias

Para empapelar una pared (10mts de largo x 60cm de ancho cada rollo). Divide la longitud del rollo de papel por el alto de la habitación. Esto te dará el número de tiras que rendirá un rollo completo. Ejemplo: Largo del rollo / alto de habitación = Cantidad de tiras por rollo. 10 metros / 2,30 metros = 4,34 tiras

Por  lo cual un rollo rendirá 4 tiras, y sobrarán más de 30 centímetros para pequeñas áreas como debajo y sobre ventanas o puertas. Luego divide el perímetro de la habitación por el ancho de la tira. Siguiendo con el ejemplo:

Perímetro de la habitación / ancho de la tira = cantidad de tiras

18 metros / 0,60metros = 30 tiras

Dividido por la cantidad de tiras por rollo (4,34) o mejor dicho 4

30 tiras / 4 = 7,5 rollos

Según esta forma necesitarás 7 rollos y medio, o más exactamente 8 rollos de papel.

Paso a paso

1. Preparar la pared

-La superficie debe estar libre de imperfecciones y sin humedad para que la colocación sea perfecta.

-Si la pared ya estaba empapelada, habrá que retirar el antiguo papel, humedecer la superficie de arriba hacia abajo e ir pegando de a poco el nuevo empapelado.

-Antes de la aplicación del papel hay que cubrir la superficie con una base de cola de empapelar diluida en agua (1 parte de cola por 3 de agua).

2. Colocación

-Siempre es bueno aplicar una capa de papel base porque ayuda a emparejar la pared y a darle cierta porosidad para luego absorber mejor el pegamento.

-Hay que cortar tiras con un largo de entre 8 y 10cm más que el de la pared.

-Se aplica el pegamento sobre el reverso del papel y se dobla a la mitad hasta que quede de unos 50cm de largo. Hay que repetir la operación tres veces así se le da tiempo a la primera franja de absorber el pegamento.

-Se coloca el primer módulo pegándolo desde arriba hacia abajo. Si la pared no está a escuadra hay que ayudarse con una plomada. Se alisa con un cepillo y se quita el exceso de pegamento. Sobre los bordes laterales hay que pasar el rodillo tapajuntas para que quede bien asegurado cada módulo. Con el cutter se retirar el sobrante de los extremos (techo y zócalo). En las tiras sobre los bordes se corta el sobrante superior, inferior y lateral a lo largo de la pared.

-Si hay elementos como cajas de luz, teléfonos o cables, habrá que retirarlos antes de la colocación. Para crear una pared más uniforme también se pueden forrar.

-Si luego de la colocación queda alguna burbuja, hay que esperar a que el papel seque para arreglarlo. Con el cutter se hacer un corte en forma de cruz sobre la imperfección, se levantan las puntas y se aplica pegamento para adherirlas nuevamente a la superficie.