Sociedad Vecinos Miércoles, 12 de diciembre de 2018

La antena de la discordia: la comuna de San Rafael fue a la Justicia para detener la obra

La comuna realizó la denuncia policial porque el instalador no cumplió con la orden de detener la obra.

Por Gonzalo Villatoro - Corresponsalía Sur

La instalación de una antena monoposte para telefonía celular desató la ira de los vecinos y además desembocó en una denuncia policial.

Los vecinos que viven en las inmediaciones de 3 de febrero entre Piedrabuena y Fray Inalicán en San Rafael se quejaron fuertemente por el montaje de la estructura ya que “genera un impacto visual negativo”. 

Roberto Salvadores / Los Andes

Pero además, la comuna sanrafaelina realizó una exposición policial en la comisaría 32 porque el instalador incumplió con la orden de detener la obra porque no había cumplido con los procedimientos legales estipulados en la legislación local.

Gustavo Perret, secretario de Gobierno del municipio, informó que el responsable de la obra “no cumplió con los requisitos que establece la ordenanza municipal por lo que a través de la Dirección de Obras Privadas lo emplazamos a paralizar la obra".

“Los instaladores suelen respetar la orden de detener las tareas, pero en este caso el responsable hizo caso omiso al emplazamiento y se enfrenta ahora a sanciones penales ya que el caso está en manos de la justicia”, agregó el funcionario.

Roberto Salvadores / Los Andes

El titular de Obras Privadas, Rubén Garófalo, aclaró que “el lugar donde se montó la estructura no está en discusión porque sino directamente no podrían haber iniciado el expediente de habilitación, el problema es que aún no han cumplido con la presentación de la documentación que se requiere y ya montaron la estructura”.

Desde el Municipio indicaron que solo tienen competencia en cuanto a la colocación de la estructura que sostienen la antena, en lo que respecta a los emisores de señal la responsabilidad es de la Unidad de Evaluación de Impacto Ambiental, que depende del gobierno mendocino, y los controles posteriores de emisión corresponden al Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM).