Mundo Jueves, 13 de febrero de 2020

El militar boliviano que capturó al Che Guevara dijo que Evo Morales “es un autoritario”

Se trata de Gary Prado Salmón, quien estuvo preso durante 11 años acusado de formar parte de una célula terrorista por atentar contra Evo.

Por Télam

Gary Prado Salmón, el militar que capturó a Ernesto "Che" Guevara en Bolivia y que acaba de ser absuelto en la causa por el asalto al Hotel las Américas, afirmó que su liberación es "un golpe al autoritarismo" del ex presidente Evo Morales.

El general retirado, de 81 años, pasó 11 años en prisión involucrado en una causa que se remonta al 16 de abril de 2009, cuando un comando tomó por asalto un hotel en Santa Cruz de la Sierra.

 

El ataque se saldó con tres muertos y dos detenidos, acusados de formar parte de una célula terrorista que pretendía la secesión de la región cruceña y atentar contra la vida de Morales, según la investigación judicial.

Este mes un juez dio por cerrado el proceso tras retirarse del caso el gobierno interino y la Fiscalía de Bolivia, al considerar que era un montaje de la época de Morales sin base jurídica.

"Para nosotros ha sido un alivio sentir que se quitaba de encima ese riesgo de que continúe este juicio, porque lo que querían era acabar con el juicio en el período de Morales, condenándonos para escarmentar, asustar a todo el mundo", indicó Prado en una entrevista con la agencia de noticias EFE.

 

"Creo que habiendo perdido tantas cosas, lujos, orgullo y todas las cosas que tenía" Morales, "este caso es un golpe más que recibe", dijo el que fue uno de los 39 procesados, ahora absuelto.

Prado está convencido de que lo involucraron en el caso por el "fanatismo" de Morales por el Che Guevara.

"Hubo una cierta influencia cubana en este asunto y ahí es que yo me veo involucrado en un suceso que nada tenía que hacer", sostuvo.

"Había la intención de Morales de quedar bien con Cuba (...) y deben haber querido un poco vengarse de la derrota que sufrieron en 1967", agregó sobre lo que pasó con el "Che", uno de los héroes de la revolución cubana que fue capturado y luego ejecutado en Bolivia.

 

Prado, en silla de ruedas desde 1981 por un disparo accidental de un colega, se señaló a si mismo y al resto de los detenidos como "un ejemplo" para Bolivia "de que cuando hay una irregularidad, cuando hay un Gobierno que hace estas cosas, no hay que dejarse".

Al ser consultado sobre si planea iniciar acciones legales internacionales contra Morales o pedir un resarcimiento económico, Prado descartó esa posibilidad.